La Generalitat pone a prueba el aplomo de Sánchez

La Generalitat ha recibido con aparente tranquilidad los rumores de un nuevo 155 o de una intervención directa del Gobierno central sobre los Mossos d’Esquadra y las tres cartas enviadas por otros tantos ministros advirtiendo de las consecuencias de la pasividad exhibida por la policía autonómica ante el bloqueo de carreteras. Han expresado más sorpresa por la reacción del Gobierno Sánchez (“se están dejando llevar por el PP”) que preocupación por la gravedad de las acusaciones de inhibición política de los Mossos que, por otra parte, ha despertado el interés de la Fiscalía.

El principal foco de alarma de Torra y sus socios es la discrepancia interna, ahora centrada en el modelo Eslovenia; todo lo que venga de fuera, les cohesiona por eso ponen a prueba, constantemente, el pulso de Pedro Sánchez. El artículo 155 y otras reacciones similares como las insinuadas en las últimas horas por el Gobierno central es el maná de los independentistas, el toque de corneta que llama a la unidad frente a la amenaza de la represión del estado. Siempre les conviene, pero mucho más cuando sus diferencias afloran con toda crudeza, como en estos días en que todo el mundo, comenzando por ERC, critica a Quim Torra por verbalizar su sueño esloveno, recordándole que esta es una vía bélica que no se corresponde con la vía pacífica glosada habitualmente por el soberanismo.

Pleno de alto voltaje en el Congreso con la vista puesta en Cataluña

La tensión sigue en aumento en Cataluña, aunque la Generalitat de Elsa Artadi y ERC desde Madrid han intentado pisar el freno. Los últimos actos violentos de los Comités de Defensa de la República (CDR) encendieron de nuevo la mecha, pero la petición de Quim Torra de seguir la vía eslovena, olvidando que desembocó en una guerra con 60 muertos, la avivó.

Ahora, esa tensión se traslada al Congreso de los Diputados donde, este miércoles, se celebra un Pleno en el que Cataluña monopolizará el debate mientras PP y Ciudadanos luchan para ver quién consigue acorralar antes al Gobierno de Pedro Sánchez.

A petición propia y tras la de ERC y el Grupo Mixto, el presidente del Gobierno comparecerá ante el Pleno del Congreso, a partir de las 9:00 horas, para explicar la situación política que se está viviendo en Cataluña. En un segundo plano, quedan los acuerdos alcanzados entre la Unión Europea y el Reino Unido por el Brexit, tema sobre el que también informará Sánchez.

PP y Cs planean apoyarse en VOX sin que lo parezca

Primero el acuerdo programático, después el acuerdo sobre la composición del Gobierno de la Junta de Andalucía y finalmente el acuerdo sobre la Mesa del Parlamento.

Son las tres fases que se han fijado PP y Ciudadanos –47 diputados frente a los 50 que suman PSOE y Adelante Andalucía– para hacer posible una “agenda del cambio” que solo podrá materializarse con el voto favorable de la extrema derecha, pero a la que PP y Cs aseguran no haberle pedido su apoyo: “VOX –12 escaños– no ha hablado de participar en esta ronda de negociaciones”, puntualizó el líder popular Juanma Moreno.

Seis preguntas a Pedro Sánchez sobre “asuntos turbios” de un senador del PP

Carles Mulet, senador de Compromís designado por las Corts Valencianes, ha presentado en la Cámara Alta seis preguntas escritas al Gobierno de Pedro Sánchez sobre las exclusivas publicadas por ElPlural.com sobre el senador del Partido Popular, Manuel Altava.

Tal y como informó este periódico, Altava  -que fue propuesto en la ya extinta lista de los vocales propuestos para el CGPJ a la que llegaron PP y PSOE-, ocultó hasta nueve propiedades de las que, al menos, tenía un 25% de la titularidad.

Más concretamente, el juez-senador no informó en su declaración de bienes del Senado que era copropietario de dos fincas sitas en Castellón de la Plana, tres viviendas (dos en la misma localidad y una en Benicasim), un garaje de 1.732 metros cuadrados también en Castellón de la Plana, dos aparcamientos y un trastero en Benicasim.

Durísima radiografía en Alemania de Felipe y Letizia

El corresponsal en Madrid del segundo diario más leído en Alemania ha redactado un articulo en el que carga contra los monarcas españolesSüddeutsche Zeitung es el periódico con más tirada por detrás del sensacionalista Bild y el pasado lunes publicó el reportaje que califica a la casa real española como “la más impopular de Europa”.

El periodista encargado de la elaboración del texto se llama Thomas Urban recoge las impresiones de los actos por el aniversario de la Constitución. Urban destaca que, pese a la presencia del Rey, todas las miradas estuvieron pendientes de los diputados de Podemos que se negaron a aplaudir​ al monarca y que llevaban insignias republicanas.