Un año después del 1-O: nada que celebrar

Un año después de aquel infausto 1 de octubre de 2017 -infausto, sin duda, por aquella brutal e indiscriminada represión policial tan injustificada, injustificable y desproporcionada, además de ineficaz, inútil y absolutamente contraproducente, pero asimismo porque el ilegal referéndum de autodeterminación organizado por el Gobierno de la Generalitat no tuvo ningún tipo de garantías y no obtuvo ni tan siquiera un solo aval internacional-, el movimiento independentista ha querido conmemorar o celebrar aquellos hechos y lo ha hecho de la peor de las maneras posibles: mostrándose no ya tan solo dividido o fracturado sino con fuertes enfrentamientos internos y con muestras claras de violencia.

Torra, un presidente con el corazón partido

Quim Torra aparece en plena efemérides de la épica del 1-O como un presidente atormentado y errático. Tiene el corazón partido entre su devoción por los comités de defensa de la república, los CDR, y su obligación de defender a los Mossos de Esquadra en sus choques contra los activistas. Castigado en la televisión pública catalana por su inconcreción de cómo llegar a la república y por las contradicciones propias del discurso republicano y la gestión autonomista, ha aprovechado la conmemoración del referéndum unilateral para hacer un guiño a los CDR y a la CUP, en vigilia del debate de política general del Parlament.

Casado va un paso más allá y pide ilegalizar los partidos independentistas

Este lunes en Cataluña han vivido una jornada de manifestaciones en conmemoración del aniversario del referéndum del 1-O.

En relación a esto, el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha querido pronunciarse sobre la situación que se está viendo en Cataluña. Casado ha exigido a Pedro Sánchez que ponga en marcha el artículo 155 de nuevo “con duración que sea necesario y con la amplitud competencial que se requiere”.

Catalá compró su casa de veraneo en Dénia a través de la empresa que ocultó como ministro

Lo desveló ElPlural.com. El exministro de Mariano Rajoy y actual secretario de Justicia y Administraciones Públicas del Partido Popular, Rafael Catalá, posee el 49,7% de una sociedad que se llama Pocat Consultoría and Management S.L., y cuya administradora y propietaria del resto de las participaciones es su esposa, María Ángeles Martínez Esteban.

En concreto, Pocat Consultoría and Management S.L. se constituyó en 2008, cuando Rafael Catalá presidía una gran empresa de Juego, Codere. Catalá no pasó el control a su mujer hasta que fue nombrado Secretario de Estado en el Gobierno de Mariano Rajoy.

El modelo “Susana Díaz” para sacar a Queipo de Llano de la Macarena

El órdago anunciado por la familia de Francisco Franco de que los restos del dictador deberán ser enterrados y depositados en un templo tan emblemático como es la Catedral de La Almudena en Madrid, suena por un lado a chantaje, por otro a venganza y por último al intento de poner en aprietos al Gobierno de Pedro Sánchez porque acceder a esa exigencia sería tanto como el de pasar de “Málaga a Malagón” y convertir tan emblemático y céntrico enclave en un lugar de peregrinación y exaltación del franquismo sin la lejanía ni proyección mediática que la actual tumba del Valle de los Caídos.

En Andalucía la ignominia y anacronismo en forma de tumba de un cruel y sanguinario símbolo del franquismo se da en Sevilla. Se trata de los restos del general Queipo de Llano que descansan en una lujosa tumba junto a su mujer en un lugar destacado de la también emblemática basílica de La Macarena.