La pregunta de Soraya Rodríguez para la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, era de contenido económico. Pero ante la situación que se está viviendo en las escuelas públicas valencianas y, como consecuencia, en sus calles, con protestas estudiantiles, la portavoz del PSOE incluyó su queja a lo que sucede: “No se puede difamar a los convocantes de una manifestación.., no se puede reprimir de forma desproporcionada”, ha dicho, al referirse a las manifestaciones, "máxime cuando (los manifestantes) son estudiantes menores de edad".

“Los manifestantes son estudiantes menores de edad”
Y ha concluido Soraya Rodríguez su intervención, en respuesta a las palabras que ante la delegada del Gobierno hizo el jefe de la policía de Valencia, calificando a los estudiantes de “enemigos”, recordando que los que se sienten frente a las escuelas pidiendo calefacción, baños que funcionen o medios para estudiar, "no son los enemigos, son nuestros hijos".

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=MGbstLt2Ms8[/youtube]
La vicepresidenta del gobierno, Sáenz de Santamaría, que tenía que responder a la intervención de la portavoz socialista se limitó en su intervención a ironizar en tono duro: “Si la educación no funciona, tanto que le preocupan sus hijos, habrá que mejorarla”.

Como se informa en otro artículo en ELPLURAL.COM, el debate sobre este asunto empapó también las preguntas que realizó la diputada socialista Leire Pajín al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que cargó sobre el comportamiento de los estudiantes la causa de la violencia que se vive en las calles de Valencia