La mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, se ha negado hoy a declarar ante el juez Pablo Ruz, que instruye el caso Gürtel de corrupción en el PP. La comparecencia de Iglesias se ha visto envuelta por la polémica de su llegada y salida al tribunal en su coche accediendo al garaje del edificio, una medida que ha sido autorizada por el equipo de seguridad y no por el magistrado, y que ha provocado que la Sala de Gobierno haya emitido una nota aclaratoria sobre lo sucedido.

La Audiencia Nacional aclara que no fue su decisión
La nota apunta: "La Presidencia de la Audiencia Nacional quiere manifestar  que ni el juez instructor, ni el decano ni el propio Presidente habían sido consultados y  por tanto no han autorizado esta concesión. Para el futuro, al objeto de clarificar y establecer un régimen jurídico claro y evitar situaciones como la presente, la Sala de Gobierno  procederá a elaborar un protocolo de acceso de testigos e imputados a esta sede".

La mujer de Bárcenas, una privilegiada
Hasta ahora, no había podido evitar el trance de acceder a pie a la Audiencia Nacional a pesar de la expectación mediática ni Iñaki Urdangarin, ni Emilio Botín ni Baltasar Garzón, por citar algunos casos de imputaciones sonadas, como recuerda El País. La única que había obtenido el privilegio hoy deparado a la esposa de Bárcenas fue la periodista Ana Rosa Quintana, cuando acudió a declarar en condición de testigo en marzo de 2011 por la polémica entrevista a la esposa de Santiago del Valle.

Una llamada para evitar ansiedad a la imputada
Sobre las diez de la mañana, Iglesias ha accedido a la sede judicial por el garaje, una medida inusual en los imputados que comparecen en este tribunal cuando no están detenidos, y tras negarse a declarar, la mujer de Bárcenas, que ha estado acompañada en todo momento por varios policías vestidos de paisano, se ha marchado una hora después por el mismo lugar. Según han explicado fuentes policiales consultadas en la Audiencia, la decisión ha sido adoptada después de que esta mañana el equipo de seguridad "recibiera una llamada" de una persona cuya identidad no ha sido desvelada para pedir que Iglesias entrara por el garaje debido a la ansiedad que le provocaba su comparecencia al recordar la que prestó en su día en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La responsabilidad del dispositivo de seguridad corresponde a Interior.

Aclarar el origen de medio millón de euros...
Ruz imputó a la mujer de Bárcenas a raíz de unos informes de la Agencia Tributaria que reflejan un incremento patrimonial no declarado de 558.196,97 eurosy que habrían obligado a declarar a Hacienda más de 200.000 euros, y que según el extesorero del PP y su esposa procede de la venta de unos cuadros. El abogado de Iglesias asegura que se ha acreditado que ha sido así. Se trata de esclarecer un delito que pueda estar relacionado con el blanqueo de dinero, como sospecha la policía en este tipo de operaciones de ocultación al fisco.

... en relación a los negocios Gürtel-PP
El juez también ha tomado declaración a cuatro testigos en relación con una sociedad de la trama Gürtel que ayudó al PP en las elecciones municipales, autonómicas nacionales y europeas de 2003 y 2004, y habría mediado en la adjudicación de jugosos contratos. Los testigos que han declardo son el exsenador del PP y exsecretario general de Comercio Exterior entre 2000 y 2003 Francisco Utrera Mora; el exdirector general de Comercio e Inversiones Manuel Enrique Alejo González; el administrador de Asian Deluxe Group S.L. José Luis Rois Gallego y el exdirector general de Red Eléctrica de España (REE) Victoriano Casajú.