Una treintena de inmigrantes de origen subsahariano encaramados en lo alto de la verja, tras un nuevo intento de salto a la valla de Melilla que tuvo lugar ayer a las 7:00 por la zona cercana al puesto fronterizo de Barrio Chino. EFE Una treintena de inmigrantes de origen subsahariano encaramados en lo alto de la verja, tras un nuevo intento de salto a la valla de Melilla que tuvo lugar ayer a las 7:00 por la zona cercana al puesto fronterizo de Barrio Chino. EFE



Alrededor de 50 subsaharianos han llegado al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla tras el último salto a la valla, el segundo que se registra en apenas 24 horas.

El CETI está saturado
Según han informado a EFE fuentes del centro, el medio centenar de inmigrantes que ha llegado hoy está siendo atendido por el personal en el interior de las instalaciones. Además del registro que se realiza al llegar, donde se les toma los datos de su origen y edad, a los recién entrados a la ciudad se les da un lote con ropa y de aseo, al tiempo que se les ofrece comida.

800 personas han intentado cruzar la valla
El CETI está actualmente muy saturado, con más de 1.400 acogidos, una cifra que supone casi tres veces su capacidad idónea.
La presión migratoria ha sido intensa durante toda la madrugada, ya que se han avistado distintos grupos de inmigrantes que han intentado entrar en Melilla en varias cuadrillas, formadas por unas 800 personas, según las primeras estimaciones policiales.

5.000 inmigrantes han entrado en Melilla en 2014
El helicóptero de la Guardia Civil ha sobrevolado el perímetro fronterizo durante horas, sobre todo en la zona próxima al puesto de Farhana, donde varios inmigrantes se habían encaramado a la valla. Se trata de la segunda entrada de subsaharianos por la valla fronteriza en las últimas 24 horas, después de que ayer lo consiguieran más de 100.

A lo largo de 2014, año récord en materia migratoria en Melilla, alrededor de 5.000 inmigrantes han entrado a la ciudad autónoma, de los que alrededor de 2.100 lo han hecho a través de la valla perimetral.