Poco después de las diez de la noche, con el 75% del voto escrutado, los líderes de Junts pel Sí, Artur Mas y Oriol Junqueras, junto al cabeza de lista Romeva, salieron a celebrar con sus simpatizantes la victoria. En ese momento el escrutinio les daba 62 escaños y otros 10 a la CUP, con lo que el bloque independentista tiene mayoría absoluta en escaños. Sin embargo en porcentaje de voto las cosas cambian, porque los partidos independentistas suman el 47,32% de los votos frente al 52,68% de lo que no quieren irse de España. Por tanto si hubiera sido un referéndum los independentistas habrían perdido.

Junqueras el primer en hablar
Todo en la candidatura de Junts pel Si es sorprendente, como por ejemplo que el cabeza de lista no sea el candidato a presidir la Generalitat y que haya sido el tercero en dirigirse a los simpatizantes. Primero habló el líder de Esquerra Republicana de Catalunya, Oriol Junqueras, cuyo partido es de izquierdas pero se ha coaligado con su principal rival, Convergencia, que además es de derechas. Junqueras afirmó que "ha ganado el sí en escaños y en votos", mensaje que han repetido después Mas y Romeva en la frase que promete convertirse en su lema, dado que necesitan solapar que en porcentaje de votos no han ganado.

Mas: "una doble victoria"
Artur Mas dijo que esta era "una doble victoria" porque "ha ganado el sí pero además ha ganado la democracia, por tanto dos victorias en una". Acto seguido esgrimió el dato de la participación, más del 75% y la más alta de la Democracia, para ratificar su argumento de que estas son unas lecciones plebiscitaria y no autonómicas: "¿Qué dirán ahora con más de un 75% de participación? claro que eran plebiscitarias", dijo. Mas concluyó su alocución asegurando que "es una victoria que hay que administrar con sentido de integración y cohesión".