Carme Chacón lanzó el desafío esta mañana y fuentes de la candidatura de Rubalcaba habían recogido el guante esta tarde y habían expresado su disposición a hacerlo, si así lo acordaba la dirección del partido. Fuentes de la dirección socialista han explicado a Efe que Iglesias ha hablado con los dos precandidatos y ambos se han mostrado conformes con la decisión.

Elegirán los militantes
La principal razón para la negativa a hacer un debate es que quienes tienen que decidir sobre el proyecto del partido no son los aspirantes a liderarlo, sino los militantes, primero, y los delegados del 38 congreso federal, después. Reducir el debate a sólo dos personas supondría una cierta degradación de la democracia interna de la que hace gala el PSOE, han recalcado las fuentes, sobre todo teniendo en cuenta que es precisamente el proyecto y el modelo de partido lo que se va a discutir en el cónclave de Sevilla. "Tienen que debatir desde el último militante hasta el primer dirigente", ha resumido a Efe un miembro de la dirección federal.

Sin tradición en España
Además de este argumento, ha influido el hecho de que el debate precongresual entre aspirantes a la secretaría general del PSOE sea un asunto que no está reglado en sus normas internas. Tampoco hay tradición de hacer este tipo de "cara a cara" ni en el partido, ni en los medios de comunicación ni en la sociedad, ya que es un formato que nada tiene que ver con los debates electorales entre candidatos de distintos partidos antes de unos comicios.

“Niveles indeseados”
Sin embargo, desde El País aseguran que en la Secretaría General reconocen que otras de las razones para tomar esta medida es el riesgo a que el enfrentamiento entre ambos candidatos alcanzara “niveles indeseados” y cause una herida en el partido difícil de sanar.

Ejemplos de democracia
Aunque es cierto que no existe tradición en España sobre estos debates internos, eso no es óbice para introducirlos. Los socialistas franceses organizaron tres debates televisados en la primera ronda de sus primarias, con seis candidatos, más otro cara a cara entre los dos clasificados, Martine Aubry y François Hollande, que finalmente se alzó con la victoria. Y ya son tradicionales los debates plagados de candidatos en las primarias estadounidenses, como hemos visto recientemente en el proceso que elegirá al presidenciable republicano.