El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha cargado contra Ciudadanos después de que hubieran pedido la dimisión de Cristina Cifuentes. Ha llegado incluso a chantajear a la formación de Albert Rivera recordando que ofrecen  "estabilidad frente al extremismo puro y duro de Podemos". En su empeño en seguir teniéndoles como aliados, ha subrayado que el propio Rivera reconoce que "con Iglesias no van a ninguna parte". En su opinión forma parte de una estrategia de "marketing". "Nunca han querido gobernar", ha sentenciado en rueda de prensa en la sede nacional del PP tras la reunión de la Ejecutiva popular. 

A juicio de Maillo, Ignacio Aguado, el líder de los naranjas en la Comunidad de Madrid, se ha precipitado pidiendo la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid y cree que aún hay posibilidades de alcanzar un acuerdo y "reconducir" la situación. En este sentido, todas las vías comunicativas entre la dirección del PP y de Ciudadanos están abiertas.

Pese a las críticas, el PP seguirá intentando "buscar un acuerdo para reconducir la situación". En este sentido ha negado que estemos en escenario de "dimisión o sustitución" y ha subrayado que están abiertas todas las vias de comunicación con Ciudadanos.

Además, ha contraatacado advirtiendo al PSOE de que van a pedir comparecencias en el Senado por el caso ERE's. "Pisaremos el acelerador", ha dicho.