Marzo de 2017. Podemos presenta una proposición no de ley en el Congreso para exigir al Gobierno (en ese momento del PP) que retirase la calificación de "utilidad pública" a la asociación ultracatólica Hazte Oír​. La propuesta es secundada por PSOE, Ciudadanos y ERC. 

Poco más de un año después, Pedro Sánchez consigue llevar adelante la moción de censura presentada contra Mariano Rajoy y se convierte en el nuevo presidente del Gobierno. Sin embargo, esta cambio no conlleva ningún otro para Hazte Oír. Según unas declaraciones realizadas a ElPlural.com, el Ejecutivo de Sánchez "de momento no se ha planteado" retirar este distintivo a una asociación que se distingue y caracteriza por sus campañas racistas y homófobas. 

Cabe recordar que para que una entidad pueda ser catalogada como de "utilidad pública" -y por lo tanto pueda recibir subvenciones por parte del Gobierno- sus fines tienen que ser "de carácter cívico, educativo, científico, cultural, deportivo, sanitario, de promoción de los valores constitucionales, de promoción de los derechos humanos, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo, de promoción de la mujer, de protección de la infancia, de fomento de la igualdad de oportunidades y de la tolerancia”, objetivos que Hazte Oír está bastante lejos de promover. 

'Ultras' de Pablo Casado

Mientras que el PSOE decide qué hacer con esta asociación de extrema derecha, ellos siguen campando a sus anchas. Prueba de ello la encontramos en las primarias del Partido Popular, donde la entidad se ha posicionado claramente a favor de Pablo Casado. Lo ha hecho hasta tal punto que ha llegado, incluso, a ridiculizar a su rival, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que definieron como "la candidata de la izquierda". Asimismo, también compraron varias páginas en diferentes periódicos (La Razón, El Mundo...) para hacer publicidad apoyando al exvicesecretario de Comunicación del PP. 

Publicidad de Hazte Oír en La Razón fuente El Plural

Tras las primarias populares, no sorprendió, por tanto, la eufórica celebración de Hazte Oír una vez que se supo que Casado era el nuevo líder del PP. El presidente de la organización, Ignacio Arsuaga, felicitó al popular asegurando que su victoria abre "una puerta de esperanza para que la defensa de la vida, la familia y de España vuelvan al Parlamento y las instituciones"

No obstante, Arsuaga no enterró el hacha de guerra. Aprovechó la victoria de Casado para reabrir viejas heridas. En esta ocasión, la damnificada fue Celia Villalobos

Una organización abonada a la polémica

Hazte Oír siempre se ha caracterizado por transmitir un mensaje ultracatólico y homófobo. Sus campañas constantemente apelan al odio de una parte muy reducida de la sociedad. El caso más sonoro fue el de hace más de un año, cuando decidieron recorrer España con un autobús transfóbico con el siguiente mensaje: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si naces mujer, seguirás siéndolo”.

Autobús de Hazte Oír

Asimismo, en octubre de 2016 la plataforma recogió 21.000 firmas pidiendo la retirada de un anuncio del Corte Inglés por patrocinar "una idea extremadamente grave". El spot consistía en una pareja de hombres que estaban forrando los libros de texto de sus hijos. Finalmente, el vídeo fue borrado de Youtube, aunque el gigante comercial alega que lo hicieron porque los derechos musicales "habían caducado". 

Otro tema con el que se han mostrado tajantes es con el aborto. Siempre lo han condenado, así como a sus defensores. De hecho, durante la campaña electoral de las autonómicas de 2015, Hazte Oír criticó a la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, por apoyar esta medida. Un año más tarde, volvieron a ser noticia por convocar una vigilia frente a la clínica Dator en Madrid. La organización animaba a los manifestantes a acudir con ataúdes blancos "en recuerdo de los 100.000 niños que se abortan cada año en España".