De acuerdo con ese sondeo, Sarkozy logrará el 27,5 % de los votos en primera vuelta, frente al 27 % que conseguirá Hollande. En la segunda y definitiva vuelta, el conservador perderá con un 46 % de la intención de voto, frente al 54 % que elegiría la papeleta del socialista.

Coincide con otras encuestas
Esta encuensta confirma la tendencia que ya mostraron otras  difundidas en las últimas fechas, que también auguraban que Sarkozy ha conseguido recortar su ventaja como para proclamarse vencedor en la primera cita en las urnas, aunque no recabará apoyo suficiente para revalidar otros 5 años de mandato.

Hollande cede terreno
Hollande, por su parte, va cediendo terreno a medida que avanza la campaña electoral y se aleja de las encuestas que todavía hace algunas semanas le daban por encima del 30 % de intención de voto en primera vuelta y más de diez puntos de ventaja en la segunda.

La abstención podría ser significativa
La encuesta  de Le Journal du Dimanch  refleja también que la abstención cobrará importancia. Si la primera vuelta se celebrase hoy, la abstención sería del 29 %, por encima de la registrada en 2007, cuando fue del 16 %, o en 2002, cuando se situó en el 20 %. Los menos motivados  son los jóvenes (53 %) y los obreros (65 %),  mientras que los que más interés tienen por acercarse a las urnas son los simpatizantes de la gobernante UMP (77 %) y los jubilados (81 %).

La ultraderechista Marine Le pen, en la tercera posición
Respecto al resto de candidatos, que no lograrán pasar a la segunda vuelta, la ultraderechista del Frente Nacional, Marine Le Pen, seguirá manteniéndose en la tercera posición, con la simpatía del 17,5 % de los votantes. Por detrás se sitúa el centrista del MoDem, François Bayrou, que reuniría el 13 % de los apoyos, seguido del candidato del Frente de Izquierda, Jean-Luc Melénchon, que aglutinará el 11 % de las papeletas y, muy por detrás, la ecologista Eva Joly, que solo convencería al 2,5 % de los electores.

Trasvase de votos de otras fuerzas
Respecto al trasvase de votos de estas fuerzas en segunda vuelta asumiendo que fueran Sarkozy y Hollande quienes se mantuvieran en las primeras posiciones, el candidato socialista logrará erigirse como presidente de Francia gracias al apoyo de los votantes de izquierda y ecologistas, al 33 % de los centristas y al 20 % de los de extrema derecha, además de los de su propio partido. Sarkozy, por su parte, convencerá al 42 % de los votantes de Le Pen, al 30 % de los del centrista Bayrou y al 5 % de los del izquierdista Mélenchon, de acuerdo con este sondeo