Este llamado Colectivo de Presos y Presas Políticos Vascos (EPPK), que agrupa a los presos de ETA, ha enviado un comunicado al diario Gara, del que el diario ha publicado un avance en su edición digital, para divulgar mañana la versión íntegra.

El 10% de los presos no respalda el acuerdo
El llamado Colectivo de Presos y Presas Políticos Vascos (EPPK) engloba a los 732 presos de ETA. El acuerdo ha sido suscrito por los presos de forma mayoritaria, aunque un 10% (entre 70 y 80 presos) han expresado sus críticas o no lo han firmado.

Gernika, "la referencia"
El colectivo añade que el acuerdo de Gernika se ha convertido en "la referencia" para la construcción de un escenario democrático y que en esa medida tiene también su apoyo, pero exige "la amnistía completa" para todos los presos de ETA y carga contra la política penitenciaria vigente descartando la posibilidad de acogerse a beneficios penitenciarios, una posibilidad que si plantean los firmantes del acuerdo de Gernika.

"Los componentes de este colectivo, dice textualmente el comunicado, tenemos el compromiso total de la lucha a favor de la soberanía de nuestro pueblo y no aceptamos la perversa política de beneficios personales que el sistema carcelario construido por España y Francia nos ofrece, con la intención de destruir nuestro carácter tanto político como humano".

Reparación de las víctimas
Por otra parte, otro colectivo de presos etarras disidentes con la línea oficial de la banda terrorista, internos en la prisión alavesa de Nanclares de la Oca, que llevan meses acogiéndose a los beneficios penitenciarios después de pedir perdón a sus víctimas, han emitido otro comunicado en el que también se unen al acuerdo de Gernika y aseguran que "ya es hora de abordar si dilación el reconocimiento y la reparación de las víctimas y la reconciliación social".

Los reclusos internos en Nanclares de Oca (Vitoria), muestran su compromiso con el acuerdo de Gernika en todos y cada uno de sus puntos y reafirman su apuesta inequívoca por un proceso de paz irreversible.