La protesta ha comenzado poco después de las 17.30 horas en la calle Xàtiva, frente al IES Lluís Vives, que los presentes han conseguido cortar al tráfico. Desde allí, los manifestantes se han desplazado hasta la plaza del Ayuntamiento, donde han realizado una sentada mientras coreaban proclamas como 'si se hacen los suecos, nos haremos los griegos' o con una particular versión del himno de Valencia que decía 'València, és la terra més corrupta de tota la nostra nació' ('Valencia, es la tierra más corrupta de toda nuestra nación').

"Unos trajecitos de más"
Posteriormente, la protesta se ha dirigido hasta las puertas del edificio en el que reside Francisco Camps, donde ha hecho una nueva parada momentánea para dedicarle de nuevo una canción: 'De la casa de Camps todo el mundo salía con unos trajecitos de más'.

Parada en la casa de Barberá
A continuación, los manifestantes han proseguido su camino por la calle de la Paz y se han dirigido a la casa de Rita Barberá. Allí, han cuestionado nuevamente la actuación de la Policía Nacional ante los dos agentes que custodiaban la entrada al edificio.

Dimisión de la delegada
La marcha ha continuado hasta la sede de la Delegación del Gobierno, donde los estudiantes han pedido la dimisión de la delegada, Paula Sánchez de León, y ha regresado a las inmediaciones del IES Lluís Vives, para dirigirse después hasta la Jefatura Superior de Policía, en la Gran Vía Fernando el Católico, donde han proferido consignas como 'dónde están vuestras placas' a la decena de agentes que custodiaban el edificio. Desde ahí, se han dirigido hasta la cercana sede del PPCV, en la calle Quart.