La victoria anunciada de Hollande supondría, como él mismo destacó en sus últimos mítines de campaña, una alternativa a la política de ajuste y austeridad decidida por el binomio Merkel-Sarkozy como receta para salir de la crisis económica y mantener el euro.

El vino del 81 y Mitterrand
François Hollande, el más madrugador de los dos candidatos, ha pasado por las urnas alrededor de las diez de la mañana. Una hora después llegaba a su colegio electoral Nicolas Sarkozy acompañado de Carla Bruni. El presidente saliente ha comido en el Elíseo y Hollande, en Tulle, en el restaurante Le Central, donde ha bromeado sobre no encontrar un vino del 81: el año en que ganó el socialista François Mitterrand.