Una mujer de 43 años, Esther Cirac Royo, se ha suicidado en Zaragoza, horas antes de ser desahuciada de su casa, donde llevaba casi 40 años viviendo, según la plataforma Stop Desahucios, citada por El Periódico de Aragón.

Concentración este domingo contra "este genocidio social"
Esther se ahorcó el jueves pasado, el mismo día que una comisión judicial le había anunciado que iba a ser desahuciada del piso que tenía alquilado en el casco histórico de Zaragoza, después de varios meses de impago al casero. Muchos vecinos han mostrado su extrañeza por la situación de esta familia, ya que creían que eran los propietarios de la casa porque "vivían allí desde siempre".

La plataforma Stop Desahucios ha convocada una concentración para este domingo, en la plaza de España de Zaragoza, a las 19.00 horas en "memoria de Esther y de todas las víctimas de este silencioso genocidio social".

La presión a las que se somete a las familias
La plataforma ha denunciado que "decir que hay vidas en juego no es un eslogan publicitario, sino que los desalojos forzosos de las viviendas habituales someten a las personas y familias a una presión difícil de explicar para quien no se ha enfrentado a ella". "Es urgente una normativa aragonesa que impida los desahucios como el que sufrió Esther", ha dicho Stop Desahucios.