El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE





El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado hoy que se "avergüenza" del Gobierno y ha pedido a su presidente, Mariano Rajoy, que "se deje de historias" porque su historia es la del "fraude electoral", la desigualdad y la la corrupción.

Los bares que frecuenta Rajoy
Sánchez ha participado en una asamblea abierta en Logroño, acompañado por el secretario de Organización del PSOE y líder de los socialistas riojanos, César Luena, y las candidatas al Gobierno riojano, Concepción Andreu, y a la Alcaldía de Logroño, Beatriz Arraiz.
En una breve intervención antes de contestar a las preguntas que le han formulado en la asamblea, el líder socialista ha aludido a que Rajoy ha dicho que la crisis ya es historia y "hablaba de algunos bares y cafeterías que parece que frecuenta, pero que no son los que frecuentan la clase trabajadora y la clase media".

La "historia" de Rajoy
"Yo le digo al señor Rajoy que se deje de historias, su historia es, desgraciadamente, bien conocida por muchos trabajadores y clase media de este país durante estos tres años", ha indicado.

Sánchez ha dicho que la historia de Rajoy es "la historia de un fraude electoral porque dijeron que iban a bajar los impuestos y los han subido en 20.000 millones de euros a la clase trabajadora y media". También ha considerado que es la historia de la desigualdad y ha avanzado que si llega a gobernar derogará la reforma laboral porque "ha recortado los derechos de los trabajadores". Del mismo modo ha hablado de la historia de la corrupción, "de la financiación irregular del PP".

La legislatura de la Gürtel
Para Sánchez, esta legislatura es la de "Gürtel"; "esa es la historia negra que nos va a dejar Mariano Rajoy a los españoles", ha apostillado, antes de asegurar que el PSOE reivindicará la dignidad de la política en las elecciones autonómicas y municipales de mayo y las generales de noviembre de 2015.

Ser un político de la calle
El líder del PSOE, quien se ha definido como "un político de calle", que es donde está actualmente la política, ha subrayado que Felipe González "hizo posible lo imposible, hizo de España la España de los derechos", José Luis Rodríguez Zapatero hizo "la España de las libertades" y él se ha comprometido a que, a partir de noviembre próximo, "España se convierta en la España de las oportunidades, sobre todo para los jóvenes".

Un Gobierno preocupado porque sus ministros están mal pagados
Sánchez ha insistido en que le "avergüenza" ver a un Gobierno que cuando salen publicadas las retribuciones de los altos cargos, sus dirigentes dicen que sus ministros y altos cargos están mal pagados, cuando es el mismo Ejecutivo que ha recortado los sueldos a los empleados públicos y ha congelado el salario mínimo.

"Me avergüenzo de este Gobierno y por eso tenemos que cambiarlo en mayo y en noviembre del próximo año", ha proclamado Sánchez, para quien es importante que los socialistas se movilicen y estén en la calle porque "todo lo mejor que le ha pasado a este país siempre ha venido del PSOE".

"El PSOE es el gran partido del cambio"
"Fuimos en el pasado, somos en el presente y siempre seremos en el futuro el gran partido del cambio, el cambio que necesita nuestro país", ha subrayado el líder socialista, que ha  indicado que, tras 36 años, "es hora de reformar la Constitución, de ser ambiciosos, de abordar la reforma de la Carta Magna" para mejorar la democracia, limpiar de corrupción las instituciones y blindar los derechos sociales, que "están siendo atacados por las políticas de la derecha".