Quienes han presentado el recurso ante el Constitucional han sido la portavoz del Grupo Parlamentario, Soraya Rodríguez, y el secretario general, Eduardo Madina. En su argumentación los diputados socialistas buscan desmontar las razones por las que el Gobierno impuso el Decreto-Ley, es decir el camino de urgencia, que modifica la regulación de la Corportación RTVE.

Ni una vez se intentó nombrar un nuevo Presidente
En su escrito, el PSOE dice que no se dan los motivos “de extraordinaria y urgente necesidad” que exige un Decreto Ley. Según los argumentos del Gobierno y el Grupo Popular en el Congreso, la urgencia vendría de la parálisis que vive la Corporación desde la dimisión de su último presidente, Alberto Oliart. Los socialistas contestan que no es cierto que haya existido esa “paralización del funcionamiento” de la empresa y afirman que “no consta que las Cortes hayan intentado ni una sola vez elegir al Presidente. ¿Es necesario y urgente alterar el procedimiento de elección, cuando tal procedimiento no se ha puesto en marcha?”, se preguntan.

En su opinión, lo que está sucediendo es que el PP pretende “alcanzar un Consejo de Administración dominado por la mayoría de gobierno, frenando así cualquier tipo de control parlamentario sobre RTVE”. En este sentido, en el escrito también rechazan la expulsión de los consejeros nombrados por los sindicatos. “En ningún momento el Gobierno es capaz de cuantificar el ahorro y vincularlo con la situación financiera de RTVE. No hay relación directa ni congruencia entre el objetivo de dotar de mayor eficacia y ahorro a la Corporación y la supresión de los dos consejeros propuestos por los sindicatos”.

Excluir a la oposición
Lo que dicen los socialistas es que lo que se busca con el Decreto-Ley por parte de Moncloa es “dejar en manos del partido en el Gobierno, de manera absoluta, la elección de los órganos de administración de la Corporación, permitiendo que se excluya a toda la oposición. Es obvio que lo que se busca es vaciar el control parlamentario de RTVE”.