El presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Ontinyent, el socialista Jorge Rodríguez, así como los otros cinco detenidos en el marco de la operación Alquería contra la corrupción han quedado en libertad con cargos y sin medidas cautelares.

Los seis detenidos este miércoles por supuestos delitos de prevaricación y malversación por irregularidades en la contratación de personal directivo en una investigación abierta el pasado mayo de 2018, a raíz de una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción de Valencia.

El presidente de la Diputación de Valencia y los otros cinco altos cargos investigados se han acogido a su derecho a no declarar en su comparecencia ante el juez instructor.

El juez investiga la contratación de siete altos cargos de Divalterra, anteriormente llamada Imelsa, la empresa pública de la Diputación de Valencia y que ya protagonizó otro caso de corrupción, que fueron elegidos a dedo con sueldos de 50.000 euros al año entre militantes socialistas y de Compromís.

El primero en salir, a las 17.40 horas, ha sido Xavier Simón, cogerente de Divalterra, quien ha declarado a los periodistas que se encuentra en "libertad", una situación que ha sido confirmada también por el Tribunal Superior de Justicia en un mensaje en las redes sociales.

Ante la insistencia de los periodistas, Simón ha subrayado que las declaraciones las ha hecho dentro ante el juez y que la causa está bajo secreto de sumario por lo que no ha querido comentar nada más.