La mala suerte y el infortunio se han cebado con dos de las nuevas ministras de Pedro Sánchez. La primera de ellas es la titular de la cartera de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que se encuentra de vacaciones en Conil (Cádiz) y que ha sufrido un robo en la residencia donde se hospedaba. El hecho no ha trascendido a los medios, pero sí que se conoce que los ladrones se llevaron dinero en efectivo y un Ipad. 

Misma suerte ha corrido la ministra de Justicia, Dolores Delgado. Según informa ABC, ha sufrido un esguince que le impedirá moverse prácticamente de su domicilio hasta que se recupere por completo. 

No todos tienen la misma mala suerte

Sin embargo, no a toda la nueva ejecutiva le está yendo tan mal el verano. En la otra cara de la moneda se encuentra el responsable de Agricultura, Luis Planas, quien se encuentra cómodamente en Nerja (Málaga) junto a su familia. Idéntico caso que el de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, quien hace lo propio en su residencia de Córdoba. Más breves han sido las vacaciones de José Luis Ábalos, quien solo ha pasado dos días de relax con su familia en La Palma. 

Por su parte, la titular de la cartera de Política Territorial, Meritxel Batet, ha guardado más secretismo sobre sus vacaciones. Se sabe que está en algún lugar del mundo, pero no dónde. Sin embargo, con el tema de Cataluña todavía muy caliente, Batet no ha parado de trabajar y es habitual verla realizando viajes entre Madrid y Barcelona.