¿Renovación? Se supone que esto es lo que pretendía el PP de Madrid al nombrar una gestora tras la dimisión de Esperanza Aguirre. Con Cristina Cifuentes como nueva lideresa, la formación prometía poner orden y trabajar en un lavado de cara e, incluso, algo más profundo. Pero parece que la promesa de renovación se va a quedar en eso, en unas palabras dichas con buenas intenciones que, de momento, no se harán realidad. Este martes conocemos que Cifuentes ha rescatado a Julieta de Micheo y Paloma Adrados para completar su gestora.

De Micheo, 20 años de la mano de Trillo

Julieta de Micheo ha sido durante más de 20 años colaboradora de Federico Trillo-Figueroa, exministro de Defensa y embajador en Londres. Como desveló ELPLURAL.COM, Trillo se sacó de la manga una estrategia inédita con la que consiguió llevarse a Londres, en 2012, a su fiel asesora. Antes, De Micheo, ocupó como diputada del PP por Alicante el sillón que Trillo dejó vació al irse de España como embajador.

Nada importó que ella fuera parlamentaria pero no funcionaria. Tampoco que el Ministerio de Asuntos Exteriores se opusiera. Poco después, De Micheo se convirtió en la nueva secretaria de Trillo en la Embajada y gestora de su agenda. Un papel que fue ocupando poco a poco hasta que la verdadera secretaria, Teresa Hernández, presentó una demanda por acoso laboral.

Paloma Adrados, militante antiabortista

La actual presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, lleva también unos 20 años como popular ocupando los más diversos cargos públicos y destaca como activa militante contraria al aborto. De hecho, es una asidua a las manifestaciones provida que se convocan en Madrid.

Empezó en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y en la OIT como Consultora. Años después, entró por la puerta del PP a lo grande y de la mano de Javier Arenas. Con él, fue fichada en 1997 como asesora del gabinete en el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, coincidiendo con María Dolores de Cospedal e Isidro Javier Cuberos, ahora imputado en la Gürtel. Dos años después, ella y Arenas dan el salto juntos a Génova 13.

En 1999, su nombre se escribió por primera vez en la lista del PP a la Asamblea de Madrid en las elecciones autonómicas, pero no tendrá suerte. Para triunfar, tuvo que desarrollarse el Tamayazo para que Esperanza asentara su reinado en la Comunidad de Madrid. Solo así, en 2007, fue nombrada consejera de Empleo y Mujer; puesto que dejó para liderar las listas en Pozuelo y meterse en medio de una localidad señalada por la trama Gürtel. Desde ese momento, 2011 hasta ahora, ha sido alcaldesa de Pozuelo presentando, como denunciaron nuestros colaboradores Los Genoveses, una ambigua y confusa declaración de bienes.

Otros miembros ‘no novedosos’ de la gestora

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid prometía investigar cualquier ápice de corrupción fuera quién fuera el que estuviera detrás. No había pasado ni un día desde que fuera nombrada cabeza visible de la nueva gestora, cuando se conocían los primeros nombres que la iban a acompañar en su nueva tarea, nombres que no están del todo limpios.

Como contó en su momento ELPLURAL.COM, su número dos, Juan Carlos Vera, es un viejo conocido de muchos de los cabecillas y líderes de la Gürtel. Aunque es cierto que ella no le ha nombrado, sino que ha sido un compañero impuesto, también lo es que a partir de ese momento todos los nombres que estarán en la gestora han sido escritos con su puño y letra.

Entre ellos, el precursor de la Ley Mordaza, Pablo Rodríguez. Este represor no solo fue premiado con la candidatura como alcalde de Arganda del Rey, en Madrid; sino que la propia Cifuentes le nombró Director General de Transportes de la Comunidad de Madrid. Desde hoy, también será uno de los encargados de renovar el PP madrileño.