Desde que Pedro Sánchez convocara elecciones y, poco a poco, se cernía la campaña electoral sobre los españoles, Pablo Casado no ha dejado de soltar perlas que no dejan a nadie indiferente. En estas últimas semanas, el conservador ha demostrado su nulo conocimiento de la geografía patria.

El viernes pasado, Casado ubicó Getxo en Vizcaya y no en Guipúzcoa. Demostró su poca habilidad en esta materia. Esto dejó un aluvión de comentarios en Twitter. Las redes sociales no dan puntada sin hilo, pero Pablo se está convirtiendo en la inspiración de estos porque cada día regala alguna frase inolvidable.

El pasado miércoles, Pablo Casado lo volvió a hacer. El líder popular visitó la ciudad de Melilla como parte de su campaña y volvió a meter la pata con la geografía. No debía ser una asignatura que se le diera bien.

“Tengo el orgullo de estar en la única ciudad española y europea en África”, lanzaba alegremente el candidato conservador. Esto, obviamente, provocó risas en las redes sociales, que le recordaron que Ceuta también está en el continente africano. Las comparaciones no tardaron y se recordó la metedura de pata del País Vasco.