Varias activistas de Femen durante la protesta que protagonizaron en la calle de Alcalá, dentro del recorrido de la IV Marcha por la Vida organizada por la plataforma Derecho a Vivir. EFE



Las cinco jóvenes miembros de FEMEN que irrumpieron este domingo en la marcha antiabortista han sido puestas a disposición del juzgado de guardia de Plaza de Castilla a primera hora de este lunes, acusadas de delitos de desórdenes públicos, daños, exhibicionismo y de un delito contra los derechos fundamentales, según adelanta la SER. En Twitter, FEMEN España informa de que las activistas no han podido aún comunicarse con sus familias.

Fueron rociadas con un aerosol por algunos de los manifestantes
Las cinco jóvenes fueron detenidas por la Policía a mediodía de este domingo en la calle de Alcalá de Madrid tras irrumpir en una manifestación antiabortista que había iniciado su movilización poco antes en la Puerta del Sol. Las activistas, con los torsos desnudos, gritaron lemas como "Mis normas, mi cuerpo" o "Libertad para abortar".

Varios de los participantes en la marcha antiabortista se enfrentaron a las activistas, e, incluso, llegaron a rociarla con un aerosol rojo, antes de que los agentes de la Policía las redujeran, las pusieran contra una pared y finalmente las trasladaran a la Brigada Provincial de Información.

Otras 25 mujeres vinculadas a movimientos feministas que también irrumpieron en la manifestación fueron trasladadas a dependencias policiale para ser identificadas.