Este miércoles, ELPLURAL.COM les informaba, y mostraba la prueba, del desvío de fondos que se había producido en la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura de 521 euros destinados a la construcción y mantenimiento de escuelas, para la organización de unos premios de teatro, los CERES. También les informábamos de que en el debate posterior que se produjo en la Asamblea extremeña el pasado martes, la posición de Izquierda Unida había sido el habitual 'dejar hacer' con el que ayudan a mantener el gobierno del 'popular' José Antonio Monago.

 

Pedro Escobar, coordinador general de IU de Extremadura. Foto EFE


IU dice ahora que "estará más vigilante y menos confiada"
Este jueves el coordinador general extremeño de la coalición, Pedro Escobar, ha reaccionado con 'lágrimas de cocodrilo', advirtiendo que estará "más vigilante y menos confiado" con respecto al cumplimiento del Presupuesto. A parte del reconocimiento de responsabilidad que significa esta asunción de 'poder' sobre el control del presupuesto extremeño que tiene su coalición, ya que con sus tres diputados permite, en una pinza antinatura la mayoría estable al PP, Escobar da a entender así una relajación en el control de los presupuestos autonómicos que resulta sorprendente.


Escobar, que ha calificado de "lamentable" el desvío del que dábamos prueba en este periódico, ha apuntado que el Gobierno del PP abusa "de las trampas presupuestarias que se hacen a través de las modificaciones". Los medios locales extremeños recuerdan que IU se abstuvo cuando se presentaron estos presupuestos, lo que hizo posible su aprobación.


Escobar pone en marcha 'el ventilador' en favor del PP
Quizás por eso, y lo que hace poner en duda sus palabras iniciales de mayor control, en medio de la crítica al PP, Escobar ha dicho que estos desvíos de fondos de unas partidas a otras son "práctica habitual de todos los gobiernos", e incluso ha cifrado entre 400 y 500 este tipo de traspasos. "No nos parece bien la haga quien la haga; el PP sigue repitiendo vicios instaurados", ha dicho Escobar, y se ha puesto más 'duro' para concluir que exigirá que se repongan los fondos desviados: "No sé si con los 44 millones (del exceso de déficit), o como sea, pero hay que reponerlos". Ha empeñado así su palabra, y ha ratificado la posibilidad de influencia y presión que tiene sobre el gobierno popular. Ahora falta ver si se cumple.