Antonio Ardid, concejal del PP en Alicante. (Foto del Ayuntamiento)



Antonio Ardid, concejal de Educación y Acción Social de Alicante, aseguró en la Comisión de Hacienda celebrada el pasado miércoles que hay familias que ahorran y pueden comprar un piso "porque no se van de putas”. Ardid ya ha pedido disculpas porque considera que se trató de un “comentario desafortunado”. El concejal del PP intentó justificarse diciendo que “todos tenemos un día tonto y ayer fue el mío”, ahora se lamenta de que su trabajo se cuestione “por una palabra malafortunada”. También se refugió en lo hizo en un "sitio en el que lo que comentábamos no tenía más trascendencia porque estábamos entre personas que siempre hemos hecho un montón de comentarios y nunca ha pasado nada".

Las reacciones a esta polémica declaración no se han hecho esperar. Trinidad Amorós, secretaria de igualdad del PSPV en Alicante, califica de “inadmisibles” las palabras de Ardid a quien considera “totalmente desacreditado para hablar de prostitución”. Amorós, que ha pedido la dimisión del concejal del PP, también le acusa de no haber hecho nada “para mejorar la situación de explotación que viven las mujeres que ejercen la prostitución” en su ciudad.