Los terroristas suicidas que activaron las bombas este martes en el aeropuerto Zaventem, en Bruselas,  han sido identificados como los hermanos Jalid y Brahim el Bakraui, según fuentes policiales citadas por RTBF, la cadena de televisión pública belga. Las autoridades han identificado también al tercer hombre que intervino en estos atentados, Najim Laachraui, que se dio a la fuga. Este miércoles, varios medios belgas difundieron la información de que había sido detenido, pero las autoridades no lo han confirmado. Tras la confusión inicial sobre la detención, los diarios de ese país se retractan y dicen que el capturado es un sospechoso que podría estar vinculado con los atentados, y que ha sido localizado en Anderlecht, uno de los barrios con amplia presencia de musulmanes.

Los dos suicidas que actuaron en el aeropuerto junto a  
Najim Laachraui eran conocidos por los servicios de seguridad belgas por delitos comunes y estaban en búsqueda por sus vínculos con la red terrorista que actuó en los atentados en París. Uno de ellos, Jalid (27 años), había alquilado una habitación en la calle Dries de Forest con una identidad falsa. Esa zona fue escenario de un tiroteo con la Policía el 15 de marzo. El mayor de los hermanos Brahim, de 30 años, participó en un tiroteo contra la Policía en 2010.

Identificado el tercer terrorista...

También han identificado a un tercer terrorista que habría huído del aeropuerto sin que la bomba que llevaba detonara, bien porque no la hizo estallar o porque algo falló. Se trata de Najim Laachraui, de 25 años, según asegura el diario "La Derniére Heure". Los servicios de inteligencia y los agentes le buscan "activamente".

...también sospechoso de los atentados de París

Laachraui ya estaba vinculado a los atentado de París del pasado 13 de noviembre. Su ADN había sido encontrado en el material explosivo según indica el diario, citando a fuentes de la investigación francesa. Había salido de Siria en febrero de 2013 y es buscado desde el pasado 4 de diciembre.

En un control a principios de septiembre en la frontera húngaro-austríaca fue identificado con el nombre falso de Soufiane Kayal, momento en el que estuvo acompañado por el presunto cerebro del aparato logístico de los atentados de París, Salah Abdeslam, capturado el pasado viernes en Bruselas, y de Mohamed Belkaïd, un argelino de 35 años abatido por la policía en la redada de la comuna bruselense de Forest, el pasado 15 de marzo.

Había alquilado bajo su nombre una vivienda en la comuna belga de Auvelais, que sirvió para preparar los atentados de París. Los investigadores también le acusan de haber estado, junto con Belkaïd, en contacto telefónico con kamikazes la noche del 13-N.

Según los expertos, hay una "fuerte probabilidad" de que Belkaïd fuera el destinatario de un mensaje corto en el que se decía "hemos partido, comencemos", enviado el 13 de noviembre por la tarde a uno de los kamikazes de la sala de espectáculos Bataclan de París desde un teléfono localizado en Bélgica.

Laachraui era, según los medios belgas, el responsable de la confección de los cinturones explosivos utilizados en los ataques de la capital francesa, un extremo que rehusó confirmar la fiscalía. La policía encontró además las huellas de Laachraui en la vivienda utilizada en el barrio bruselense de Schaerbeek, donde se cree que probablemente fueron confeccionados los explosivos utilizados por los terroristas en París.