El director y la empresa editora del diario Que.es han sido condenados mediante Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid del 31 de octubre de 2016 por publicar en noviembre de 2013 una noticia falsa, en la que se acusaba a la entonces concejal del grupo Alternativa por Boadilla (APB), María Victoria Zamora, de "pedir que su Ayuntamiento sea auditado por el departamento de su propio marido". La sentencia concluye que dicha noticia "traslada una información falsa y difamatoria", así como que la mayor parte de los datos "noticiables" referidos en la publicación del diario QUE.ES resultan "falsos, inexactos o tergiversados".

5.000 euros en concepto de daños morales
La sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid, dictada el 31 de octubre de 2016, revoca otra de un juzgado de primera instancia y concluye que el artículo fue “una intromisión ilegítima en el derecho al honor de la demandante” y los condenados tendrán que retirar el texto, publicar la sentencia y abonar a los víctimas 5.000 euros “en concepto de daños morales”.

“Esa falsedad se habría evidenciado con un mínimo de diligencia”
El fallo es contundente al calificar la falsedad de la noticia, remarcando que la mayor parte de los datos “noticiables” referidos en la publicación del diario QUE.ES resultan falsos, inexactos o tergiversados. También advierte de que “esa falsedad se habría evidenciado con un mínimo de diligencia” y por tanto “se ofrece al público como noticia lo que no lo es”. El tribunal comparte la conclusión de la Fiscalía de que la noticia tenía un claro matiz injurioso que afecta al honor de la apelante, porque se pone en tela de juicio el modo de proceder y el honor de la persona.

El PP “evidentemente” sabía de “aspectos inexactos”
Sin embargo la sentencia exculpa al alcalde Antonio González Terol y otros cargos del PP en Boadilla a pesar de dejar constancia de que “difundieron a través de redes sociales la discutida noticia ampliamente, y que alguno de ellos efectuó comentarios poco afortunados sobre el particular”. Advierten de que estos cargos populares “por sus cargos políticos” en el Consistorio “evidentemente” debían conocer “aspectos inexactos de la información suministrada”.

El portavoz Anticorrupción de los populares en el Congreso
Como señala la sentencia, las cuentas de Boadilla nunca han sido auditadas, a pesar de haber sido este Ayuntamiento uno de los principales focos de corrupción por la trama Gürtel. El alcalde González Terol (que es nada menos que el portavoz del PP en la comisión Anticorrupción del Congreso) se ha negado repetidamente a la auditoría de las cuentas solicitada por la oposición. Desde ApB recuerdan que el mismo día en que se publicó la noticia falsa se celebraba un pleno en el que el grupo popular volvió a rechazar la auditoría, basándose en los mismos falsos hechos y engañosos argumentos de la noticia falsa como que “las cuentas estaban auditadas y que el Tribunal de Cuentas no tiene competencias para ello"