El alcalde de Alicante, Miguel Varlor. Foto: Ayuntamiento



El Ayuntamiento de Alicante ha retirado el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) impulsado por los alcaldes Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo, y con el que, según la investigación de los casos Brugal y Rabassa, pretendían beneficiar al constructor Enrique Ortiz (en la foto de portada). Curiosamente, el nuevo alcalde popular, nombrado tras la dimisión de Castedo, rechazó, el miércoles pasado, dos mociones de la oposición que pedían retirar el plan.

Un proyecto que se cobró la cabeza de dos alcaldes
El nuevo alcalde, también del PP, Miguel Valor, que a priori estará al frente del Consistorio sólo hasta las próximas elecciones de mayo, ha anunciado su decisión de tumbar el plan que nació hace 14 años, lleno de sombras y que ha llevado a dos alcaldes populares y a varios funcionarios a estar imputados. Será el viernes próximo cuando el pleno del Ayuntamiento ponga fin al Plan General de Urbanismo, según avanza El País.

El miércoles, el PP rechazó las mociones de la oposición
La decisión de Miguel Valor tiene tintes electoralistas, dada la cercanía de las próximas elecciones municipales de mayo, en medio de un fuerte desgaste del PP en el municipio tras los escándalos de la dimitida alcaldesa Sonia Castedo, imputada en los casos Brugal y Rabasa por beneficiar, presuntamente, como su antecesor, Luis Alperi, al empresario Enrique Ortiz, a cambio de posibles prebendas. El nuevo alcalde no ha hecho más que lo que exigían los grupos en la oposición a través de dos mociones, presentadas el pasado miércoles, que el PP, por cierto, rechazó.

 

Mantiene el Plan Rabassa
El alcalde, sin embargo, mantendrá el Plan Rabassa, impulsado al margen del PGOU en el barrio del mismo nombre, donde Enrique Ortiz pretende construir 13.500 casas e instalar una tienda de Ikea. El proyecto está siendo investigado por la justicia por sus presuntas irregularidades.

Miguel Valor es concejal en el Ayuntamiento de Alicante desde hace 20 años, ha sido diputado autonómico y edil en el consistorio de Alcoy, además de vicesecretario provincial del PP durante 11 años.