Cabe recordar que este primero de mayo se celebra en un contexto de recesión y una crisis económica que ha provocado que 5.639.500 ciudadanos españoles estén sin empleo, alcanzando una taso de paro del 24,44%, según los datos del primer trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA).

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BAlci4dWUJ4[/youtube]

“Dignidad y derechos”
Ante estos datos, los sindicatos mayoritarios han reclamado “trabajo, dignidad y derechos” frente a un Gobierno del Partido Popular que “quiere acabar con todo”. Además de Comisiones Obrera y la Unión General de Trabajadores, en la marcha celebrada en Madrid han participado la Plataforma en Defensa del Estado de Bienestar y los Servicios Públicos (en la que participan cerca de 50 asociaciones), así como los sindicatos CGT, USO y CNT.

Sindicatos, PSOE e IU
Los secretarios generales de los dos sindicatos mayoritarios, José Ignacio Fernández-Toxo y Candido Méndez, se han situado en la cabecera de la manifestación. Ambos ha sido flanqueados por los líderes de CC.OO. y UGT Madrid, Javier López y José Ricardo Martínez, así como la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, el responsable de la Fundación Ideas, Jesús Caldera, y el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara.

Los recortes del PP
A la marcha también ha acudido el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, quien considera que este primero de mayo es un día idóneo “para decirle al PP basta ya” en su afán por recortar “derechos y libertades”. El mensaje de Gómez coincide plenamente con el emitido desde el PSOE nacional.

Apoyo del PSOE
Desde Ferraz han emitido un comunicado apoyando esta marcha que se produce tan sólo “cuatro meses después” de la llegada de los populares al Gobierno, tiempo suficiente para que los trabajadores tengan más probabilidades de ser despedidos, sus condiciones laborales sean "más precarias" y haya menos opciones de utilizar la negociación colectiva para pactar las condiciones de trabajo, como consecuencia de la reforma laboral impulsada por Mariano Rajoy.

Seis millones de parados
"El Gobierno quiere la demolición de los servicios públicos", ha dicho el líder de UGT. El secretario general de UGT ha destacado que "no es descartable" que durante la legislatura Rajoy se supere la barrera "dramática" de los seis millones de parados, habida cuenta del impacto de la reforma laboral en el primer trimestre del año.

“No nos van a callar”
Méndez también ha advertido que el Gobierno no va a “acallarlos” y que aunque quieran “imponer la ley del silencio”, se seguirán manifestando “de manera multitudinaria”. Algo en lo que también ha coincidido el líder de Comisiones Obreras, quien ha explicado que la izquierda “saldrá a la calle hasta que esto cambie”. Después, Toxo ha indicado que “Rajoy ya está contando sus parados” porque “la herencia recibida ya no le va a servir para justificar sus políticas”