Esta reflexión se recoge en una declaración del Acuerdo de Gernika que se ha presentado este sábado en el Palacio de Aiete y que ha sido leída en euskera por Pello Urizar y Rebeka Ubera y en castellano por Rufi Etxeberria y Amaia Agirresarobe.

Elemento necesario para avanzar
En la declaración señalan que tienen "claro" que es importante reconocer el sufrimiento de todas las víctimas de todas las violencias, como "elemento necesario para avanzar en la superación del conflicto que las ha originado".

Iguala a todas las víctimas
En el texto, se señala que todas las víctimas de todas las violencias "deben ser tratadas por igual, sin distinciones ni categorías, teniendo en cuenta las desigualdades de género". "Las víctimas no son más o menos víctimas en función de cuál haya sido el origen de la violencia sufrida, son víctimas porque han sufrido una violencia", han añadido.