La última información trascendida sobre la presunta implicación de la hija del Rey en el caso judicial que cerca a Urdangarin es relativa a un ingreso de 12.671 euros en una cuenta bancaria a nombre de la infanta, cuyo origen es una de las empresas del entramado Nóos. Fuentes próximas a la investigación han señalado, según DiarioMallorca.es, que el dinero se ingresó en una cuenta bancaria que compartía a medias con Urdangarin, por lo que podría tratarse de un error el que se anotara el nombre de la infanta Cristina cuando se recibió este dinero.

El sueldo de Urdangarin por una de las empresas
Desde que se detectó este ingreso, a través de la información que facilitaron las entidades bancarias que operaban con el instituto Nóos, la Policía inició una investigación para determinar quién lo realizó a nombre de la infanta y a qué concepto estaba referido . Sin embargo, las últimas averiguaciones ponen en duda que la duquesa de Palma hubiera recibido los 12.671 euros, porque la cantidad que se ingresó coincide con el sueldo mensual que Iñaki Urdangarin recibía por presidir la sociedad Nóos Estrategias.

La Audiencia no quiso imputar a la infanta
El instructor del caso, el juez José Castro, y el fiscal, Pedro Horrach, han rechazado todo este tiempo citar a la infanta Cristina, a pesar de haber sido vocal en el consejo de administración de Nóos y copropietaria de la empresa Aizoon. Ambos rechazaron la demanda del pseudosindicato Manos Limpias que pidió la citación de la hija del Rey. Una decisión que avaló la Audiencia al rechazar el recurso de Manos Limpias.

La propiedad del 50% de Aizoon
No obstante, la infanta es propietaria en un 50% de la empresa Aizoon, usada por el duque para desviar, presuntamente, fondos públicos conseguidos a través del Instituto Nóos. La inversión individual que realizó cada miembro del matrimonio fue de 1.503 euros y en solo tres años recibieron un beneficio de 572.406 euros, según la declaración de la renta de la hija del rey en el ejercicio de 2006.
Por otra parte, el matrimonio habría utilizado fondos públicos conseguidos por el Instituto Nóos a través de contratos con la Administración para fines privados. Según publicó El Mundo, habrían invertido al menos 80.000 euros desviado a través de Aizoon a reformar el palacete que ambos compraron por siete millones de euros en la exclusiva zona de Pedralbes, en Barcelona.

Compraron propiedades en la época dorada de Nóos
Las empresas de Iñaki Urdangarín, Nóos Consultoría y Aizoon (con la infanta) se hicieron con cinco pisos en Palma y otro en Terrasa entre 2003 y 2007, la época en la que el Instituo Nóos consiguió contratos millonarios de la Generalitat valenciana de Francisco Camps y del Gobierno balear de Jaume Matas.

Problemas con la Seguridad Social
En el sumario de este caso se han incluido, además, supuestas irregularidades de los duques de Palma, como no pagar las cuotas de la Seguridad Social del matrimonio rumano que servía en su palacete de Pedralbes, al punto que la Administración ordenó embargar las cuentas corrientes de ambos.

Evasión a Hacienda
Diferentes datos incluidos por los investigadores en el sumario daban cuenta, además, de que la empresa Aizoon contrató presuntamente a empleados ‘falsos’ con la intención de obtener beneficios fiscales y, por ende, pagar menos a Hacienda.