Sus lapsus y sus descalificaciones al acuerdo PSOE-C's han centrado las reacciones a la entrevista de Mariano Rajoy en Espejo Público de Antena 3. Pero el presidente en funciones ha desgranado ante Susanna Griso un discurso de gran calado sobre su manera de encarar la corrupción que carcome su partido, y es que más que nada se ha dedicado a pedir comprensión hasta que haya sentencias judiciales.

Esperar a sentencias que pueden tardar años
Según Rajoy, hay que ser "ser justos con las personas" porque algunas veces esos acusados de corrupción son inocentes y "detrás de esas condenas mediáticas no se recuperan nunca". "Un juez puede tardar 10 años, se piensa las cosas, pondera lo positivo y lo negativo, las consecuencias... a nosotros nos piden que en 24 horas porque aparece algo en la portada de un periódico tomemos una decisión que puede ser injusta e irreversible", expuso, apuntando a dirigentes de su partido como Imbroda o Soria que estuvieron imputados y luego se archivaron las causas.  "Hay personas inocentes a las que no se les expulsa [de los partidos], el señor Pepe Blaco estuvo en el Supremo imputado y luego su caso se archivó la causa, no se me ocurrió pedir que lo demonizaran ni lo echaran a ninguna parte, la templanza, la serenidad y el equilibrio son muy importantes en cualquier faceta de la vida y sobre todo a la hora de juzgar a las personas".  

Templanza sólo aplicable con los suyos
El derecho de los medios de comunicación a abordar indicios de corrupción antes de que haya condenas judiciales firmes ya es de por sí un asunto bastante espinoso. Pero resulta sorprendente que Rajoy, el que justifica en su carácter confiado el que mandara mensajes de apoyo a Luis Bárcenas cuando ya estaba cercado judicialmente y ahora reclama "templanza" para abordar la situación del resto de investigados de su partido, sea el mismo que preside el PP, un partido que ha utilizado políticamente y de forma recurrente los 'juicios mediáticos'. El socialista José Blanco sí fue demonizado por el PP no solo en campaña electoral sino también incluso después de que se archivaran las acusaciones contra él. De hecho el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, sigue diciendo que en su partido no hacen 
"reuniones en gasolineras como Pepe Blanco"    

Titulares que el PP llevaba a la Fiscalía para conseguir más eco
El PP ha utilizado los titulares de prensa para tratar de procesar a alguien, como ocurrió con José Bono y noticias de La Gaceta que sembraban dudas sobre el incremento de su patrimonio, recortes que llevaron a la Fiscalía para que se abriera una investigación. Estaban en todo su derecho pero ante este tipo de acciones resulta chocante que ahora Rajoy pida "mesura" a la hora de actuar contra los posibles corruptos en su partido y hable tan alegremente de "condenas mediáticas".