La precampaña ha sentado las bases de lo que se dirime el 20-N, y a pesar de la diferencia que marcan las encuestas, el PSOE inicia la recta final de la carrera electoral poniendo todo el énfasis para transmitir lo mucho que está en juego en la cita. En un documento interno de Ferraz se apela a la "pelea por un Estado de Bienestar fuerte" y se reivindica el legado social que siempre ha caracterizado al partido y también en tiempos difíciles como los de la actual crisis.

Pilares del bienestar con González y Zapatero
Así, el informe recuerda que "todos los avances sociales de la democracia" son obra de sus gobiernos, esencialmente con la "universalización" de los principales pilares de nuestro Estado de Bienestar ya con el primer gobierno de Felipe González: Educación, con la ley orgánica de 1984 que regulaba el derecho a la educación y el sistema de becas para familias con menos recursos, y Sanidad -con la Ley General de Sanidad de 1986 para consagrar la asistencia sanitaria gratuita de altas prestaciones-. Otro pilar fundamental como las pensiones era reforzado en 1990 con la incorporación al sistema de las pensiones no contributivas. Y en la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, además del refuerzo de esos pilares, se extendía el área del Estado de Bienestar con la ley de Dependencia.

Datos sobre el incremento del gasto social
Los socialistas aportarán datos para demostrar que no se trata sólo de legislar, sino también de financiar: el gasto social pasó del 49% del Presupuesto del Estado en 2004 al 58% en 2011, y en el mismo período el salario mínimo aumentó un 18% y las pensiones mínimas un 27% -en términos reales, ya que en nominales el incremento supone hasta un 40 y 50% respectivamente-. Otra reivindicación es que, a pesar de las dificultades, las coberturas por desempleo -contra las que el PP ya ha lanzado cantos de sirena- no sólo se han mantenido sino que se han incrementando y reforzado. Además de la inversión directa en estos campos, el PSOE también reivindica avances sociales para crecer en la conciliación de la vida laboral y familiar, como el permiso de paternidad y la mejora del de maternidad.

Los compromisos de Rubalcaba
El compromiso del candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba es seguir desarrollando el sistema de atención a la Dependencia, a aprobar una Estrategia de Ayuda a las Familias, mejorar la calidad de la enseñanza y extender las plazas públicas de 0 a 3 años, y dotar de recursos a la sanidad para garantizar su calidad sin recortar prestaciones ni instaurar el copago. Y ello frente a una derecha que pretende recortes drásticos a pesar del silencio sobre sus intenciones, como ya explicó Rubalcaba recientemente en un acto: "Rajoy no dice lo que va a hacer, pero Esperanza lo ejecuta".

Diferencias palpables: Andalucía frente a Madrid
Ese seré otro de los ejes de la campaña socialista, demostrar que el PP "nunca ha creído en el Estado de Bienestar" como demuestra constantemente "allí donde gobierna" ya sea obstaculizando el desarrollo de la Ley de Dependencia, desmantelando la educación o con el deterioro de la sanidad pública: "En Galicia restringen medicamentos. En la Comunidad Valenciana reducen camas. En Castilla La Mancha dejan de pagar las facturas a las farmacias. Privatizan servicios sanitarios como en Madrid. Amagan con el copago...". Para enfatizar las diferencias entre PSOE y PP, los socialistas apelan a ejemplos como el Andalucía, donde el presupuesto en Educación para 2012 ha crecido un 2,5% (850 nuevos profesores, 8.216 plazas más de guardería y 84.900 ordenadores en las escuelas), mientras que en la Comunidad de Madrid presidida por Esperanza Aguirre se producen recortes del presupuesto de hasta el 7%, se prescinde de interinos y se desvían recursos a la educación privada.