El líder de CDC, Oriol Pujol. EFE



La Fiscalía de Barcelona ha pedido la imputación del secretario general de CDC, Oriol Pujol, por su presunta vinculación con la supuesta trama de cargos públicos y empresarios del sector de las ITV en Cataluña para la adjudicación irregular de estas estaciones, según han informado a Europa Press fuentes de la Fiscalía.

El caso será remitido al Tribunal Superior de Justicia
Debido a que Pujol es diputado en el Parlament, y por tanto es aforado, la titular del Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona, Silvia López Mejía, no tiene potestad para imputarlo y deberá remitir el caso al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que es el competente para adoptar esta decisión.

Hacienda acusa a Oriol Pujol
La petición de la Fiscalía ha llegado después de que un informe de la Agencia Tributaria que forma parte del sumario situase al hijo del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol como "colaborador necesario" de la trama de las ITV. Según consta en el sumario, Oriol Pujol es "el hombre encargado de aportar influencia política" y de mediar para conseguir beneficios a este grupo de empresarios.

Facturas falsas de la empresa de Alsina
Uno de los empresarios imputados en esta trama, Sergio Alsina, amigo de Oriol Pujol, y la esposa de Pujol, habían trabajado en la misma empresa, la consultora industrial Alta Partners, y los investigadores sospechan que ella pudo haber emitido presuntamente facturas falsas por conceptos genéricos.

Imputados en este caso
Los imputados en este caso son el subdirector de Seguridad Industrial, Isidre Masalles, Josep Tous, y tres empresarios del sector de las ITV: Sergio Pastor, Sergio Alsina y Ricard Puignou.

Oriol Pujol niega las acusaciones
Oriol Pujol ha defendido su inocencia, desde que en julio pasado Hacienda lo situara como un personaje clave en esta trama de corrupción. En una comparecencia en el Parlament convocada para defender a su partido de las acusaciones de financiación irregular a través del Palau de la Música, el líder de CDC dijo: "No soy ni colaborador ni necesario".

El político convergente aseguró que no había "montado" ninguna empresa del sector de las ITV y que no tiene capacidad para responder de las conversaciones de imputados en este caso que investiga la justicia en las que su nombre aparezca citado.