Hace escasas horas, el hematólogo que trata a Eduardo Zaplana cargó contra la Justicia al mantener al ex ministro en prisión pese a la grave enfermedad que padece. El que fuera portavoz del grupo popular sufre de leucemia desde el año 2015, por lo que su médico ha calificado de "inhumano" que continúe en la cárcel.

"Si los médicos no sabemos de Derecho, los jueces no saben de medicina y menos de leucemia o trasplante", reprendía el médico de Zaplana a través de su Twitter. No obstante, continúa, "todos deberíamos entender de humanidad". Un apoyo que también le ha llegado por parte del que fuera su jefe, José María Aznar, apelando también a la humanidad de la justicia.

Sin embargo, ha contado con el apoyo de alguien que no esperaba. Se trata de Mercedes Gallizo, que hasta el año pasado era diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid y fue la presidenta de Instituciones Penitenciarias durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

A través de su perfil de Twitter, la ex diputada socialista alegaba que se suma "a la petición a la juez que mantiene en prisión preventiva a Zaplana" con el fin de que considere su puesta en libertad por cuestiones puramente "humanitarias". Al menos hasta que "sea juzgado".

Así lo ha explicado en redes sociales y ha explicado que la prisión preventiva "es una medida excepcional" y su libertad debería valorarse "ante un riesgo de empeoramiento". Apela también a la humanidad "a la que tienen derecho todas las personas".