La Comisión de Igualdad no ha dado el visto bueno a algunas de las propuestas socialistas en materia de violencia machista. 

El PSOE se encargó de introducir la idea de que fueran los Juzgados de Violencia quienes asumieran la competencia de resolver todos los casos relacionados con la protección de víctimas, y no los Juzgados de Familia, que no cuentan con especialización en la materia.

Antes, la formación socialista consiguió que tanto el Congreso como el Senado aprobaran un texto que decía lo siguiente: “Estudiar las modificaciones legislativas necesarias para otorgar protección a las víctimas que se hallen incursas en situaciones de sustracción internacional de menores, cuyo origen sea una situación de violencia de género, velando de esta manera por el interés superior del menor”.

Sin embargo, pese a ser ser aprobado, la portavoz de Igualdad del PSOE, Ángeles Álvarez Álvarez, ha explicado en su página de Facebook que la Comisión de Igualdad no ha dado el visto bueno a este texto, que  recoge también la creación de un grupo de trabajo en el marco del Observatorio Estatal para la Violencia.

La propuesta del PSOE

La pretensión del Partido Socialista es crear un grupo que se encargue de estudiar y analizar qué reformas es preciso llevar a cabo para atribuir la competencia a los Juzgados de Violencia en lo que respecta a los procedimientos civiles de restitución o retorno de menores y la competencia penal de los delitos de sustracción de menores.

Dicho grupo se encargaría de analizar qué leyes y reglamentos es preciso modificar, teniendo en cuenta la normativa internacional, con el fin de “dar una adecuada protección a la mujer y a sus hijos de acuerdo con el Convenio de Estambul”, ha explicado Álvarez en su escrito.

Este acuerdo establece que los Estados han de adoptar medidas legislativas u otras necesarias para que, en el momento de estipular los derechos de custodia y visita relativos a los hijos, se tengan en cuenta los incidentes de violencia incluidos en el ámbito de aplicación del convenio actual.