"Exactamente, en los momentos más difíciles o de más riesgo, Rubalcaba se crece. De modo que procura buscar soluciones que sean, aunque complicadas, o delicadas, viables. Rubalcaba habría probablemente dado por acabada su brillante carrera política si –a pesar de que él votó hace 12 años en favor de José Bono- no se hubiera puesto a disposición de Zapatero, que era entonces el líder emergente del PSOE", escribe Enric Sopena, que recuerda que "ambos trabajaron juntos y esa entente resultó muy positiva para el PSOE y, en su conjunto, para la sociedad española".

Para leer el artículo de Enric Sopena, en su columna Cabos Sueltos, pinche aquí: