En declaraciones a TVE este martes, Campo Vidal explicaba que tuvo que intervenir “en algunos momentos” del debate pero que su papel era el de “dejar jugar”, así como que no podía preguntar ya que el cara a cara es “un género distinto”. “Este formato es así, otros pueden ser tan válidos como este”, apuntaba, apuntando también que aceptaba las críticas.

Bromas en la red
Las críticas que le han llegado han sido básicamente en las redes sociales y en tono de humor, cargando las tintas sobre su política de ‘no intervención’. Así, El País recogía algunos de los comentarios que se lanzaron ayer durante el debate a través de Twitter y que tuvieron como protagonista al moderador, como el que bromeaba diciendo que “si mi madre fuera Campo Vidal, aprovecharía para pelar judías verdes y emparejar calcetines”.

“Benefició extraordinariamente al PSOE”
A pesar de esa premeditada postura fruto como el propio Campo Vidal explicaba del formato del cara a cara, sorprende que medios de la órbita del PP le hayan criticado este martes por un supuesto partidismo a favor del PSOE. Así, Libertad Digital titulaba su editorial de hoy proclamando que “Rajoy se sobrepone a Campo Vidal y vence a Rubalcaba”. El texto asegura que el periodista “como siempre, benefició extraordinariamente al PSOE” y “los dirigentes populares merecen sobradamente que estas cosas les pasen; sus votantes, desde luego que no”.

Rajoy, acosado por el árbitro
El responsable de ese diario digital es Federico Jiménez Losantos, que también se despachaba contra Campo Vidal en Esradio presentándolo como “un árbitro del villarato” al que sólo le faltó durante el debate “mostrarle tarjeta roja a Rajoy”.