La Audiencia de Barcelona ha ordenado este miércoles el ingreso en prisión de Oriol Pujol Ferrusola para que cumpla la condena de dos años y medio de cárcel que él mismo aceptó y que reclamaba la Fiscalía, por el cobro de comisiones ilegales en el caso ITV. Contra esta resolución el hijo del expresident de la Generalitat puede recurrir en los próximos tres días.

Pujol Ferrusola admitió en su pacto con la Fiscalía Anticorrupción el cobro de comisiones para eviatr un juicio en este caso, pero su estrategia de defensa no evitaba el ingreso en la cárcel, por los delitos de falsedad documental, cohecho y tráfico de influencias, así como una multa de 76.000 euros, que ya ha pagado.

El hijo del expresident quería evitar, como ha conseguido, el ingreso en prisión de su mujer, Anna Vidal, que también fue condenada a penas menores por disfrazar como trabajos de asesoría pagos por más de 380.000 euros que eran en realidad comisiones de empresarios afines, según la sentencia, por la "inestimable colaboración prestada por Oriol Pujol Ferrusola" para favorecer sus negocios en las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) catalanas y las deslocalizaciones de empresas como Sharp o Yamaha.