La Asociación de la Prensa de Madrid ha negado rotundamente que haya asesorado a la Secretaría de Estado de Comunicación de Moncloa para establecer el formato de las ruedas de prensa del presidente del Gobierno. Así lo aseguraba ABC este viernes en un suelto editorial que parece directamente escrito por la pluma genovesa con la intención de sofocar el incendio provocado por el nuevo sistema de preguntas que otorga al propio Rajoy la potestad de decidir el turno de palabra en vez de dejar que los profesionales del periodismo lo determinen  tal y como se ha hecho hasta ahora.

Critica su decisión "unilateral"
"La APM siempre ha rechazado, y seguirá rechazando, todo intento de Moncloa, y de cualquier otra institución, de imponer restricciones a la tarea de los periodistas", aclara la asociación presidida por Carmen del Riego. A continuación ataca la decisión "unilateral" de establecer un nuevo sistema de trabajo que obliga a los periodistas a inscribirse previamente para que, después, sea la Secretaría de Estado de Comunicación la que selecciona a los que pueden preguntar.

Recomienda a Rajoy que respete la libertad de expresión y el derecho a la información
Insta, por tanto, al Gobierno a establecer un sistema en que se respetent "los derechos constitucionales de libertad de expresión y de información". O lo que es lo mismo, considera esta decisión de Moncloa un ataque a la libertad de expresión. Recuerda asimismo cómo el pasado 16 de julio también se opuso a su decisión de romper el pacto de preguntas que venía siendo habitual en las ruedas de prensa conjuntas del presidente del Gobierno con los mandatarios extranjeros. En este sentido, lamenta que sus recomendaciones de dejar la máxima libertad a la hora de preguntar, fueran deshechadas, por lo que se ve ahora, por Secretaría de Estado de Comunicación.

Un instrumento fundamental en democracia
Finalmente recuerda que las ruedas de prensa son un instrumento fundamental para los periodistas y una vía para que los gobernantes sean sometidos al control de los ciudadanos. "Las ruedas de prensa sin derecho a preguntas o los límites al trabajo de los periodistas buscan solo impedir que el periodismo cumpla su compromiso de proporcionar a los ciudadanos la información que necesita para elaborar su propia opinión", concluye.

El Gobierno no piensa dar marcha atrás
Preguntada al respecto la vicepresidenta del Gobierno durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ésta ha defendido el sistema ideado por Moncloa y no ha querido valorar las críticas de la APM. "Dentro de unos meses veremos si funciona o no", ha concluido dejando claro que Moncloa no tiene la más mínima intención de dar marcha atrás.