El juez que instruye el caso Púnica en la Audiencia Nacional ha decidido levantar la imputación al expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez al no encontrar indicios con un "mínimo de certeza" de que pudiera haber cometido algún delito en este caso.

El magistrado sostiene que contra Pedro Antonio Sánchez solo existen "meras sospechas", que no justifican que se mantenga abiertas las diligencias penales contra él como presunto autor de los delitos de cohecho, fraude y revelación de información reservada. Según el auto judicial, aunque algunas de las conversaciones intervenidas a varios de los investigados podría apuntar en otra dirección, también existen otras que las contradicen.

Sánchez sale ileso también del caso Pasarelas

El juez de la Audiencia Nacional ha adoptado su decisión después de que el Tribunal Supremo decidiera archivar la causa contra la senadora del PP Pilar Barreiro, exalcaldesa de Cartagena y pieza clave en los hechos, según adelanta La Verdad. A juicio del magistrado, si el material probatorio contra Barreiro no es suficiente, tampoco puede serlo para incriminar a Pedro Antonio Sánchez y a David Conesa, uno de sus colaboradores cuando ocupaba la Consejería de Educación, en el encargo de trabajos para promover una campaña de mejora de su imagen.

Barreiro era considerada "la piedra angular", "el elemento dinamizador común" en las presuntas irregularidades investigadas en el Ayuntamiento de Cartagena y en la Consejería de Educación en el año 2014, cuando Sánchez estaba al frente de ese organismo autonómico. Se investigaba desde hace casi cinco años si Pilar Barreiro y Pedro Antonio Sánchez, por mediación de la primera, habían decidido destinar fondos públicos a la contratación de sendas campañas de lavado de su imagen personal en las redes sociales y en internet.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la Fiscalía y el juzgado instructor de la Audiencia Nacional consideraban que Pedro Antonio Sánchez habría dado el visto bueno a la contratación de esos servicios para el blanqueo de su reputación, que en apariencia se iban a cargar a fondos de su consejería destinados al capítulo de "formación". 

Pendiente del juicio por corrupción en el caso Auditorio

En diciembre pasado,  la Audiencia Provincial de Murcia levantó la imputación del expresidente murciano en el caso Pasarelas, en el que estaba acusado de prevaricación y falsedad, por una "indolencia" en la instrucción, por lo que a Sánchez queda ahora pendiente de juicio por el caso Auditorio.

Este caso, también de presunta corrupción urbanística y también de su época de alcalde de Puerto Lumbreras, en el que está investigado por fraude a ente público, cohecho y revelación de información reservada, lo llevó a dimitir al retirarle su apoyo Ciudadanos al sumarse a su investigación en la Púnica.

García Egea exige al PSOE que pida perdón

Tras conocerse la desimputación de Sánchez, el cabeza de lista del PP por Murcia al Congreso, Teodoro García, ha recordado que hace dos años Pedro Antonio Sánchez “se vio obligado a dimitir por unas actuaciones que hoy se han demostrado que son falsas“, en referencia al auto exculpatorio de la Audiencia Nacional.

El dirigente popular se ha preguntado si el PSOE, “que fue quien promovió la moción de censura contra Sánchez, que ha sido declarado inocente hoy por los juzgados, va a tener la vergüenza suficiente como para pedirle perdón, no digo ya dimitir, que es algo que no se conjuga en el PSOE”.

“Le van a pedir perdón mirándole a la cara por el daño que le han producido dos años después de que haya tenido que dimitir y demostrándose su inocencia en los juzgados”, ha cuestionado García momentos antes de participar en un debate electoral.