Cayo Lara, coordinador de IU y diputado nacional, lo tiene claro: los autores del ataque al Memorial a las Víctimas del Franquismo de Cuenca no pueden quedar impunes. Y tanto es el interés del líder izquierdista que ha llevado hasta el Congreso de los Diputados lo sucedido en el camposanto conquense, que amaneció hace unos días con la pintada “ASESINOS” sobre el citado memorándum.

La pregunta
Esta es la pregunta formulada por Lara y  a la que tendrá que responder el Gobierno de Mariano Rajoy: "Hace pocos días la palabra ‘asesinos’ fue pintada junto al Memorial a las víctimas del franquismo que hay en el cementerio municipal de la localidad de Cuenca. Este memorial recoge los nombres de casi 500 personas, mujeres y hombres, que fueron ejecutados, asesinados o murieron en centros carcelarios de Cuenca y cuyos restos fueron enterrados en fosas comunes y luego en osarios, sin que la mayoría de familiares tuviera constancia del depósito o traslado de los restos en el cementerio o ni siquiera conocieran la muerte de los detenidos y represaliados. ¿Tiene conocimiento el Gobierno de estos hechos? En su caso, ¿qué medidas piensa adoptar para esclarecer estos hechos y descubrir a los responsables de los mismos?"

Los hechos ultrajantes
El caso es que hace unos días la pared donde se registran los 500 asesinados por la dictadura franquista apareció con esta pintada que ha levantado ampollas entre el colectivo de familiares de las víctimas y de las organizaciones republicanas de la capital de las Casas Colgadas, que han pedido también a la Subdelegación del Gobierno la misma celeridad que para otros casos que tienen como protagonistas a otras instituciones.

Memorial a las Víctimas del Franquismo en Cuenca con la pintada 'asesinos'


La indignación colectiva
Hechos que también han provocado la indignación de la Asociación “Ciudadanos por la República” de Cuenca, quienes se lamentan que mientras permanecen símbolos de enaltecimiento y exaltación de la dictadura y de la represión tras la Guerra Civil “los familiares de las víctimas tienen que sufrir estas acciones bochornosas e indignas propias de una banda terrorista y fascista”, a la vez que esperan que el subdelegado del Gobierno, “señor Mariscal”, tome cartas en el asunto “y sean capaces de esclarecer este atentado ignominioso e injurioso que solo busca provocar y ensuciar la memoria de personas que fueron asesinadas y fusiladas por defender sus ideales”.


El homenaje a los asesinados
Y es que la realización de este Memorial nació con la oposición de destacados líderes políticos, todos ellos próximos al PP. Se tuvo que esperar a que el PSOE ganara las elecciones de mayo de 2011 para ver materializado el deseo de los cientos de familiares que desde hacía años venían demandando un reconocimiento a las víctimas del franquismo en la capital conquense, donde la represión fue sangrienta y muy cruel, como lo prueba el alto número de asesinados en la ciudad.

También en Oviedo
En esta misma línea, el excoordinador general de IU y diputado de la federación de izquierdas por Asturias, Gaspar Llamazares, también ha registrado una pregunta en la Cámara Baja demandando al Gobierno que dé cuenta de las medidas a adoptar para la retirada de las dos placas, la estatua, los monolitos y la cristalera franquistas que permanecen en diversos espacios y edificios públicos de Oviedo. Estos cinco símbolos de "exaltación" franquista se encuentran en la Plaza de Estaña, donde existe una placa y un medallón en homenaje a Franco; otra placa a la entrada del Ayuntamiento, en honor del primer alcalde golpista, el capitán Almeida; una estatua en homenaje del coronel Tejeiro; unos monolitos conmemorativos en la Plaza de la Gesta, y una cristalera en la Biblioteca de la Universidad de Oviedo.