El ministro principal escocés, Alex Salmond, ha reconocido este viernes la derrota en el referéndum de independencia de Escocia y dijo que aceptaba "el veredicto" del pueblo escocés, al tiempo que instó a hacer lo mismo a los partidarios del sí. 

“Mayoría del no”
Aunque "todavía faltan algunos resultados", ya se sabe que "habrá una mayoría para la campaña del 'no", admitió el líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP). "Nuestro referéndum fue un proceso acordado y consensuado. Escocia ha decido en este punto que no quiere convertirse en un país independiente y yo acepto ese veredicto", afirmó.

https://www.youtube.com/watch?v=gNRF-yFf-A0

Gran participación
Salmond destacó el "triunfo" que ha supuesto el consulta independentista, "con el mayor índice de participación en un referéndum en la reciente historia de las democracias modernas" (con un porcentaje del 85%).

Petición a los grandes partidos
En un acto en Edimburgo en el que fue recibido con una ovación, el líder independentista también pidió a los tres grandes partidos del Reino Unido -conservadores, laboristas y liberaldemócratas- que cumplan sus promesas de conceder más autonomía a la región.

“La voz de un millón y medio”
"Nuestro referéndum fue un proceso acordado y consensuado. Escocia ha decido en este punto que no quiere convertirse en un país independiente y yo acepto ese veredicto", afirmó acto seguido.  Aun así, Salmond destacó que "la voz de más de millón y medio de escoceses" tiene que ser tenida en cuenta y lanzó un mensaje a Westminster: "No podemos volver a lo que teníamos antes".

Reproches a los tres partidos
Finalmente, el ministro principal escocés acusó a los partidos nacionales de haber "infundido el miedo en los escoceses" en la recta final del referédum y haber propiciado al final una victoria más amplia que los anticipado hace apenas dos días.