Foto cedida por Agencia Uno del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), con la canciller de Alemania, Angela Merkel (i), hoy, domingo 27 de enero de 2013. EFE Foto cedida por Agencia Uno del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (d), con la canciller de Alemania, Angela Merkel (i), hoy, domingo 27 de enero de 2013. EFE



La dulce relación que mantenía Rajoy con Angela Markel se ha enfriado después de los reproches  que se han dedicado en los últimos días con motivo de la alta cifra de paro en España, por eso era predecible que el encuentro de ambos en la cumbre UE-América Latina y Caribe, que se celebra en Santiago de Chile, no iba a ser precisamente un encuentro grato para el presidente del Gobierno. Hoy se han reunido durante escasos minutos y a la salida los medios le han preguntado a Rajoy. “Con la señora Merkel muy bien, muy bien”, fue su respuesta.

Merkel aconsejó a España actuar contra el paro
Rajoy no encajó bien las afirmaciones de la canciller, quien tras conocer los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) de los casi seis millones de parados, manifestó su preocupación y aconsejó a España que se piense en medidas transitorias para afrontar sobre todo el desempleo juvenil.

La respuesta de Rajoy
El presidente del Gobierno, que se encontraba en ese momento en Chile, en entrevista con su homólogo chileno, Sebastián Piñera, le respondió durante una rueda de prensa que España no puede poner “en estos momentos” en marcha políticas expansivas porque el déficit nos lo impide. Y, a continuación, se permitió exigir a Merkel que moviera ficha ella: “Yo creo que aquellos países que pueden hacerlo, deberían hacerlo porque la Unión Europea necesita crecer y la cifra del año pasado es un 0,2% negativo". Con este precedente, han llegado ambos mandatarios a Santiago de Chile.

El alumno aventajado se rebela
La relación entre Rajoy y Merkel no pasa por su mejor momento. La presión, dentro y fuera de España, sobre el presidente por los malos datos económicos y el paro han hecho que este dejara de ser el alumno aventajado, al menos en teoría, de Merkel en lo relacionado con el control excesivo del déficit, que, como se ha visto, no conduce a ningún sitio.

España sí puede aplicar una política expansiva
La canciller optó por responderle a Rajoy que Alemania ya hace “su aportación a una zona euro robusta” e “intenta contribuir de la manera que dijo mi homólogo español, en el sentido de incrementar el consumo interno y bajar la carga impositiva a la población para que aumente su consumo y de esta manera elevar también las importaciones alemanas".

Merkel añadió que "una política expansiva también quiere decir que los países europeos deben ofrecer productos competitivos al resto del mundo", como en su opinión puede hacer España y Portugal en Latinoamérica.

Fuentes del Gobierno han reconocido a la SER en privado que están muy cansados de los mensajes que cada día les hace llegar Merkel.Rajoy llegó tarde... a la foto
Además de con la canciller alemana,  Rajoy mantuvo conversaciones informales con Raúl Castro y con los presidentes de Honduras, Guatemala, Uruguay, y también con la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner. El presidente dio la nota en la foto de familia tras las intervenciones, cuando hizo a todos esperarle porque llegó tarde. Los de su equipo explicaron que su retraso se debía a que estaba revisando unos detalles sobre la reunión bilateral que iba a mantener después con Costa Rica.