Tres jóvenes marines izaron hoy la bandera de Estados Unidos en la embajada de este país en el Malecón de La Habana, que recibieron de los tres militares que la habían arriado en 1961. "Los invito en nombre del presidente Obama y el pueblo norteamericano para cumplir su compromiso presentando la bandera de barras y estrellas para ser izada", les instó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry en su discurso antes del izado.

Kerry afirmó sentirse "en casa" en la embajada estadounidense en La Habana, que se inaugura formalmente hoy, "una jornada para dejar a un lado viejas barreras y explorar nuevas posibilidades".

"No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros", dijo en un fragmento en español durante su discurso en la ceremonia oficial de inauguración de la embajada.

Kerry afirmó hoy que una "democracia genuina" es la mejor opción para el pueblo cubano en la que "elegir libremente a sus gobernantes", aunque reconoció que corresponde a los cubanos definir su futuro.

"Nuestras políticas del pasado no han conducido a una transición democrática aquí en Cuba. Sería poco realista esperar que la normalización de relaciones tenga un impacto transformador en el corto plazo", señaló el secretario de Estado