El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha recriminado a Albert Rivera sus palabras de este jueves sobre la moción de censura contra Cristina Cifuentes por las dudas sobre su máster. El líder de Ciudadanos ha asegurado que no se puede echar a la presidenta madrileña “solo por las investigaciones periodísticas” e Iglesias no ha dudado en recordarle el caso Watergate que consiguió echar al presidente estadounidense Richard Nixon en los años 70 tras una investigación del diario The Washington Post.

“Es muy grave que Albert Rivera haya despreciado el trabajo periodístico básicamente para proteger a una corrupta. No es algo nuevo en Ciudadanos”, ha dicho el líder de Podemos en una entrevista en Onda Cero, donde ha confirmado que su partido en la Asamblea de Madrid apoyará la moción del PSOE sin condiciones.

Sobre dicha moción, Iglesias también ha temido que “lo más probable es que Ciudadanos haga lo que ha dicho Albert Rivera, proteger a los corruptos” y no la apoye, tumbándola así por sólo un voto.

La oportunidad de Pedro Sánchez

Hablando de mociones de censura, Iglesias no ha dejado pasar la oportunidad para tender nuevamente la mano a que el PSOE eche a “M punto Rajoy” de la Moncloa y Pedro Sánchez sea nuevo presidente del Gobierno.

El líder de Podemos pide al secretario general de los socialistas que “se anime a presentar una moción de censura de esas que se pueden ganar”, la cual dice contaría con los votos del PSOE, Unidos Podemos y “las fuerzas catalanas sin pedir nada a cambio” mientras se eche al Partido Popular. “En política uno tiene que asumir cuando se presentan oportunidades” y así “sacar al partido más corrupto de Europa del Gobierno”. Incluso dice que se podría negociar “con los nacionalistas vascos”. “Ojalá Pedro Sánchez la aprobara” ha reiterado.

Ante las dudas planteadas sobre que el PSOE contase con los votos de las fuerzas independentistas catalanas, Iglesias argumenta que sus diputados en reiteradas ocasiones han dicho que no pondrían ninguna condición a Sánchez y que “no se puede plantear que haya ciudadanos de segunda cuyo voto se valore de otra manera”, en referencia a los apoyos independentistas.

Un Gobierno de coalición

Iglesias ha lanzado además una premonición: se han acabado en este país los gobiernos de un solo partido. “A partir del próximo gobierno en España van a gobernar dos partidos o incluso más”, lo que dice “nos acerca a Europa” y espera que sea “un Gobierno del Partido Socialista con nosotros”.

“Las matemáticas van a decir que, o buscamos puntos de acuerdo para entendernos, o va a seguir gobernando la corrupción”, afirma.

En lo personal, sobre su relación con Pedro Sánchez, Iglesias ha dicho que habló por última vez con él “hace unas tres semanas” y que “mantenemos una relación cordial como debe ser”, pero le avisa de que “si el PSOE sigue mirando las cosas desde la barrera nosotros no vamos a dejar de seguir haciendo oposición”.