Si a principio de semana era el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, el que lanzaba ataques a Podemos ante Ana Rosa Quintana, este jueves ha sido el líder de Podemos el que daba la réplica en el mismo espacio. Pablo Iglesias ha acusado al socialista de volver “a la dinámica del enfrentamiento” y no dudó en entrar en el terreno personal en clave generacional.

Lenguaje “anticuado” de Fernández
"El nuevo PSOE nos critica más a nosotros que al PP y a su corrupción. Mi abuelo, que era del PSOE y estuvo en la cárcel por ser de este partido y era católico, no hablaba con ese lenguaje tan anticuado como el de Fernández. Tener memoria está bien, pero creo que no podemos negar que Podemos es el partido político de la juventud y que hemos venido aquí a hacer muchas cosas", defendió el secretario general de Podemos.

Recado a Sánchez sobre su preferencia por C’s
Aunque Iglesias se mostró cordial al aludir a Pedro Sánchez también dejó un recado al anterior secretario general por haber preferido en su momento a Ciudadanos: "Vamos a tener gobierno de derechas porque el Partido Socialista que dijo ‘no es no’ ahora va a hacer presidente del Gobierno a Rajoy. Nosotros al PSOE le dijimos que podíamos gobernar juntos y no con Ciudadanos, pero ellos prefirieron no hacerlo. El día que Sánchez se fue le mandé un mensaje muy cariñoso al que me contestó, pero no hemos vuelto a hablar".

Si siguen prefiriendo al PP antes que a nosotros, puede que mucha gentre que les ha votado ahora se lo piense. Lo que ha pasado es únicamente culpa del PSOE y de su acuerdo con Ciudadanos. Que alguien diga que la culpa de que gobierne Rajoy es nuestra, es tener mucha cara. El que tiene que explicar las cosas es el que decía ‘no es no’, que ahora ha pasado a ser no es abstención”, insistió Iglesias señalando a los socialistas.

Sobre la crisis en Ferraz el secretario general de Podemos apuntó que no cree que “el PSOE pueda desaparecer, ya no va a ser como en los años 80, pero va a seguir siendo fuerte. Se han confundido, pero estamos obligados a entendernos por una cuestión de aritmética", ha lanzado el líder de Podemos como mensaje más conciliador hacia los socialistas.

Se mantiene la ‘amenaza’ a los barones pero con matices
Iglesias ratificó las advertencias que su partido está haciendo a nivel regional en el sentido de condicionar el apoyo a determinados gobiernos autonómicos socialistas a lo que pase respecto a la investidura de Rajoy: "No es coherente mantener los acuerdos si el PSOE apoya al PP en España". En cualquier caso introdujo matices regionales en ese discurso: “Podemos ya retiró su apoyo a Page en Castilla-La Mancha, pero cada pacto tiene que ver con un territorio concreto. En Extremadura apoyamos la investidura y después el PSOE rompió con nosotros, ahora se apoya en el PP. En Castilla- La Mancha nuestros compañeros consideraron que nos estaban tomando el pelo porque no se estaba cumpliendo con los acuerdos. Pero sin embargo, en Baleares y Valencia están muy contentos y hay sintonía".