Después del rechazo a Pedro Sánchez en la primera votación para su investidura el líder de Podemos ha dejado claro que no podrá contar tampoco con ellos en la votación del próximo viernes aunque ha dejado la puerta abierta para el futuro. "Espero que a partir del viernes Sánchez entienda lo que hemos visto hoy. Hay posibilidad de mayoría", ha declarado en los pasillos del Congreso.

Sobre su agresivo tono con el PSOE durante su intervención ha insistido en que "lo importante no es el tono a veces bronco en este tipo de debates" sino conformar un Ejecutivo con capacidad de desarrollar políticas sociales. Según él con su propuesta es posible sumar suficientes apoyos para ese Gobierno de cambio. El único problema para que eso no haya ocurrido ahora, a su juicio, ha sido que el PSOE "no se ha atrevido" a pactar con Podemos. Insiste en que su formación no quiere que haya nuevas elecciones y, como prueba de ellos, ha argumentado que fueron los primeros en ofrecer una posibilidad de pacto, el pasado 23 de enero. 

Por su parte, Alberto Garzón ha declarado que un acuerdo "a cuatro" tendría posibilidades de prosperar, porque además partiría ya con 161 diputados, y sólo tendrían que garantizarse alguna abstención más. El diputado de Unidad Popular ha insistido en que el PSOE "debe girar a la izquierda" y explorar esa vía. La pelota, ha añadido, "está en el tejado del PSOE", al que ha advertido de que su voto será nuevamente negativo que si mantiene el programa económico con Ciudadanos.

Albert Rivera no quiso hacer declaraciones a la salida del hemiciclo, remitiéndose al viernes, aunque aseguró que "queda tiempo" para lograr los apoyos. Mientras, Pedro Sánchez no se quiso pronunciar apuntando que llevaba hablando todo el día.  

Joan Baldoví se ratificó en declaraciones a laSexta en lo que mantuvo ya en el interior del Congreso, que conviene rebajar el tono si se quieren acuerdos en lugar de nuevas elecciones, un mensaje directo al tono de Iglesias contra el PSOE durante la mañana. 

Por su parte, el presidente del Congreso, Patxi López, se ha mostrado satisfecho con el desarrollo del debate de investidura. "Ha ido bien, muy bien", ha afirmado, tras opinar que ha sido un debate "vivo, intenso, que ha merecido la pena".

El PP anuncia que ahora saldrán a jugar 
Mientras, el PP ha asegurado tras la votación que a partir del día 5 -un día después de la segunda votación- comienza "la segunda parte del partido" y ha asegurado que "la va a jugar", porque está "en el terreno de juego". El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, se ha expresado así en declaraciones a los periodistas en el Congreso insistiendo en que según ellos Sánchez ha salido "claramente derrotado" y por ello debería "reflexionar". El dirigente popular también ha criticado a Ciudadanos diciendo que "allá lo que quiere hacer" con sus votos porque de momento "no sirven para nada, salvo para reforzar a Pedro Sánchez".