El candidato socialista francés, François Hollande, por su parte, se ha referido también a España, pero para afear la treta partidista de Sarkozy, a quien ha dicho que sus afirmaciones no son propias de “un jefe de Estado” y ha recordado que él no necesita recurrir a los “países vecinos” para criticar las políticas de su contrincante, que “ha dejado a Francia sin la triple A”, la máxima nota crediticia.

Ejemplo de solidaridad
"¡Buen ejemplo de solidaridad europea que da una vez más", afirmó Hollande sobre la actuación de Sarkozy. "¿En nombre de qué gestión viene a dar lecciones? Él es el que ha aumentado la deuda en 600.000 millones de euros, el que ha agravado el déficit que deja un país con múltiples desequilibrios", ha agregado el líder de los socialistas franceses.

Le Pen lanza a España contra Bruselas
Pero no han sido las únicas referencias a España. También la ultraderechista Marine Le Pen ha colado a España en el debate y la ha utilizado para atacar a la Unión Europea."Esta moneda única está provocando la caída de España después de haberlo hecho con Grecia, Irlanda y Portugal", ha dicho la líder del Frente Nacional (FN).

España, la nueva víctima del euro
“España es la nueva víctima del euro, de nuestra moneda, y se encuentra frente a nuestras puertas", ha insistido Le Pen en uno de sus grandes mítines antes de la celebración el 22 de abril de la primera vuelta de las presidenciales, en el que ha defendido que llamado a  "deshacerse" de la moneda común porque es una herramienta para crear una "Europa federal y liberticida".

Sarkozy y sus ataques contra España
Fue, sin embargo, Nicolas Sarkozy el que metió a España en la campaña francesa esta semana cuando afirmó que "siete años de Gobierno socialista" eran responsables de la crisis económica en nuestro país. "No hay un francés que desee la situación que han conocido los griegos y que ahora conoce España", subrayó.

Grecia y España, en el mismo cajón
Un día después, el presidente francés dispuesto a sacar filón a la dura situación económica que atraviesa España para hacer mella en su principal contrincante político, volvió a insistir en el tema, en una entrevista en la televisión francesa, al preguntar: "¿Cree que los franceses tienen ganas de estar en la situación de Grecia, en la situación de España". Él mismo respondía a su pregunta: "No hay un francés que desee la situación que han tenido los griegos y que ahora tiene España", caracterizada por "la incapacidad de cumplir con los compromisos" y "la crisis de confianza".

Los elogios a "José Luis" de los que ya Sarkozy no se acuerda
Sus ataques interesados quedaban lejos de los elogios que dedicó el mandatario francés al mismo Gobierno socialista al que ahora ataca. A principios de 2011, Sarkozy reconoció públicamente “la valentía” de Zapatero al aplicar sus recortes. Lo hizo en más de una ocasión, incluso lo dejó por escrito en una carta enviada al entonces presidente socialista: "Estimado José Luis", empezaba su misiva, en la que saludaba "las fuertes decisiones que se han tomado bajo su autoridad en los últimos días, incluyendo la restructuración del sector bancario y la reforma del sistema de pensiones". El ahora candidato conservador al Elíseo rendía "homenaje a la valentía y a la determinación que muestran usted y su Gobierno", subrayando que "puede contar con el apoyo total de Francia".

El PSOE pidió al Gobierno desautorizar a Sarkozy
Tras los ataques de Sarkozy esta semana, el PSOE ha reclamado a Rajoy que le desautorice porque sus afirmaciones solo sirven para empeorar la imagen del país en un momento en que los mercados y Bruselas miran con lupa la económica española. El PP dio la cara como pedían los socialistas, pero para apoyar al mandatario galo.

El PP encontró "muy acertadas" sus palabras
La presidenta de la Comisión de Economía del Congreso, la diputada del PP Elvira Rodríguez, declaró que Sarkozy había hecho un análisis "muy acertado" de lo que han supuesto para España las medidas que aplicó José Luis Rodríguez Zapatero en los últimos ocho años.

Aunque admitió que el mandatario galo podía haber evitado hablar de Grecia al hablar de España, hizo más incisión aun en la herida al subrayar que las políticas de gasto de Zapatero son las que han incrementado el peso de la deuda pública en España y las que hacen que "tengamos esos problemas de financiación" y que haya que pagar ahora 28.000 millones de euros de intereses. Según dijo, si se ve la intervención de Sarkozy en el mitin, está claro el contexto en el que pronunció sus palabras.