Hillary Clinton se proclamó esta madrugada vencedora de las primarias demócratas dentro de la carrera a la Casa Blanca, que culminará con las elecciones el próximo noviembre. La exprimera dama será la primera mujer candidata a la presidencia de los Estados Unidos.

"Por primera vez en nuestra historia, una mujer será elegida como candidata presidencial por uno de los mayores partidos políticos", afirmó Clinton en un mitin ante sus seguidores que encabezó en el distrito neoyorquino de Brooklyn.

"Gracias a vosotros, hemos alcanzado un hito histórico", dijo la exsecretaria de Estado el mismo día en que se han celebrado primarias demócratas en seis estados, desde Nueva Jersey hasta California, con un número de delegados acumulados que rebasa con creces a los de su rival, el senador Bernie Sanders. La confirmación de la candidatura presidencial se hará en la convención demócrata que se celebrará el Filadelfia entre el 25 y el 28 de julio próximo.

Clinton ofreció su discurso cuando ya se había adjudicado victorias en al menos los estados de Nueva Jersey y Nuevo México, y poco antes de que se cerraran los colegios electorales de California, donde Clinton es favorita.

Sanders quiere aguantar

Frente a la gran diferencia de delegados entre Clinton y Sanders, el senador por Vermont ha señalado en su discurso que continuará con su campaña por la nominación demócrata hasta la convención nacional de su partido.

"Vamos a luchar duramente para ganar las primarias en Washington D.C. y luego llevaremos nuestra lucha por la justicia social, económica, racial y medioambiental a Filadelfia", dijo Sanders en referencia a la ciudad donde se celebrará la Convención Nacional Demócrata.

En este último súper martes, Sanders se hizo con la vitoria en los estados de Dakota del Norte y aún no se conoce el resultado final de las primarias en California, el estado más poblado de EEUU.

Palabras de Obama

Por su parte, el presidente Barack Obama también ha señalado a Clinton como vencedora y la ha felicitado por una “inspiradora” campaña. Del mismo modo, ha agradecido a Sanders haber motivado a millones de estadounidenses, según ha informado la Casa Blanca.

Obama, sin embargo, evitó ofrecer el respaldo formal a Clinton, algo que se espera haga en los próximos días. El comunicado presidencial anunció, además, que Obama se reunirá el jueves en la Casa Blanca con Sanders, a petición del senador, para continuar "la conversación sobre los temas en juego para las familias estadounidenses trabajadoras".