En una entrevista, hoy, en Euskadi Radio, Rubalcaba ha dicho que el PP tiene un discurso “funcional” con el que pretende ofrecer “un surtido de ofertas” en política antiterrorista, una especie de “escaparate” en el que si quieres un “duro”, tienes a Mayor Oreja, y si un “moderado”, a Mariano Rajoy.

"Cinco años aguantando y mordiéndome la lengua"
Rubalcaba ha admitido que ha vivido cinco años “aguantando y mordiéndose la lengua” ante este doble juego, cuando estaba al frente del ministerio del Interior, porque “ellos decían: ‘unidad, unidad’ y luego te daban unas patadas sin que les viera el árbitro…”. En cualquier caso, ha aclarado que en esta "especie de comportamiento esquizofrénico en la derecha, de bicefalia”, prefiere el “tono moderado” de Rajoy.

La decisión irreversible de ETA
El candidato del PSOE ha valorado la decisión de ETA, que considera “definitiva", porque la situación de “debilidad” de la banda terrorista "hace irreversible" su decisión, y ha anunciado que, si logra la victoria en las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, "lo primero" que hará será reunir a los partidos para "examinar" la política antiterrorista que se llevará a cabo.



El papel de Otegi
Preguntado sobre Arnaldo Otegi, Rubalcaba ha reconocido que "tiene su papel", aunque "otra cosa es que lo haya hecho como lo ha hecho y es verdad que ha dejado en el camino cosas sin hacer", ha precisado. Sobre el mundo abertzale ha agregado que "ha tenido un problema de relación con ETA muy complicado" y que "la ruptura no se ha producido del todo".

La recrisis y los que quieren empeorarla
El candidato socialista ha reconocido que existe "desánimo y pesimismo" en los ciudadanos porque estamos en "una recrisis" en la que "la economía europea esté parada", pero ha advertido sobre quienes quieren “complicar más" la situación añadiendo al "problema del desempleo terrible otro problema que tenga que ver con los servicios sociales básicos". Al respecto, ha censurado a quienes pretenden, "con el pretexto de arreglar el desempleo, quitar un poco de educación, de sanidad, acabar con la dependencia. Lo llaman adelgazar el Estado y lo que es finalmente es quitar derechos a los ciudadanos", ha afirmado.

El aperitivo del PP
El candidato socialista ha insistido en que, aunque Mariano Rajoy "no diga qué va a hacer" en su programa de gobierno, los presidentes autonómicos del PP están "ofreciéndonos un aperitivo".