Ahora, cuando me dicen que falta ideología- es un debate que preveo en el partido en los próximos meses- y hay  gente que dice “hay que hacer un debate ideológico”… Siempre pienso “pues ves poniendo ya una idea sobre la mesa”. A todo el que reclama “¡hay que hacer un debate de ideas!”, ¡pues pon la primera! Que no vayan a decir dentro de dos años “yo ya lo dije que había que hacer un debate…”, pero no pusiste ninguna.

Y después, hay una deriva  de derecha y de izquierda que nos lleva a las utopías regresivas que son las ideologías como corazas para ocultar la falta de ideas que circulan en la política.

Ya digo que soy un pragmatico en el sentido griego del termino. Me gusta que mis ideas se proyecten en la realdad y la transformen. No quiero que las ideas se impongan a nadie. El pragmatismo en el sentido griego del termino es eso. En ese sentido soy pragmatico: quiero ideas que transformen la realidad. Y para eso hay que estar cerca de la realidad y transformarla al ritmo necesario. Eso es.